Perú reduce la condena a ocho españoles presos por narcotráfico

Tres de ellos saldrán de la cárcel en el próximo mes y podrán regresar a España.- El resto deberá permanecer al menos un año en Perú en libertad condicional

El gobierno peruano ha conmutado hoy las penas de cárcel que cumplían ocho españoles por narcotráfico en prisiones del país andino, gracias a lo cual podrán volver a su país en los próximos meses, según una resolución suprema firmada por el presidente, Alan García, y el ministro de Justicia, Aurelio Pastor. Otros 98 presos peruanos y 35 extranjeros se han beneficiado también de esta gracia presidencial, que consiste en un cambio o reducción de pena y que es una atribución exclusiva del jefe del Estado.

Cuatro de los españoles a los que Perú ha reducido la condena se encuentran en el penal de Callao, una cárcel de Lima con capacidad para 500 presos pero en la que viven 2.736 internos, entre ellos 150 españoles. Se trata de David Expósito Medina y Jordi Martínez Pallarés, cuya pena de prisión ha sido reducida de siete años y medio a tres años, y Rafael Torrecilla González y Jesús Lucía Copons, cuyas penas han bajado de seis años y ocho meses a dos años y medio.

Torrecilla terminará de cumplir la condena el próximo 12 de enero y, por hallarse en situación migratoria irregular, será expulsado a España. Los otros tres, una vez aplicada la reducción, aún tienen penas vigentes hasta el primer trimestre de 2011. Sin embargo, podrán gozar de libertad condicional aunque estarán obligados hasta entonces a permanecer en suelo peruano.

Los otros españoles que se han beneficiado de la reducción de condena son Alejandro Ruiz Jorge, Francisco Javier Batalla Mariño, Cristina Cortes Liebanes y Lourdes Vargas Martín. Ruiz Jorge, preso en el penal de Cañete, ha visto reducida su condena de seis años y ocho meses a tres años y tres meses y medio, por lo que el 30 de diciembre de este año cumplirá su pena y podrá regresar a España, mientras que Batalla Mariño, preso en el penal de Huaral, con la misma condena que el anterior -la más común por tráfico de drogas-, saldrá libre el 14 de enero de 2010.

Por último, las dos mujeres, del penal limeño de Chorrillos, también han obtenido una reducción de condena: Cristina Cortes Liebanes, que saldrá el 10 de enero de 2010, y Lourdes Vargas Martín, cuya pena vence el 18 de febrero de 2011. Aunque Vargas deberá permanecer en Perú hasta el segundo mes de 2011, la reducción de pena la beneficia ya que así podrá recuperar a su hijo, que hasta ahora vivía con una familia de acogida en Lima.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción