Absuelto de "abandono de destino" un militar ecuatoriano por "padecer novatadas"

Los jueces militares corroboran que "había perdido sus facultades mentales" y por eso regresó a su país de origen

El Juzgado Togado Militar de Almería ha absuelto de "abandono de destino" a un legionario de 25 años de origen ecuatoriana que presentaba una "enfermedad mental" como consecuencia de "padecer novatadas" en la legión de la localidad almeriense de Viator, donde prestaba servicio.

Según Fernando Osuna, abogado del soldado, la Justicia Militar "entendió que el legionario no era dueño de sus actos y de ahí que no respondiera por su conducta, ya que una fuerza irresistible le hizo dejar la legión e irse a su país de origen, Ecuador".

Osuna ha explicado que su cliente ingresó en la legión en octubre de 2006 y que a mediados de abril de 2008 se dio de "baja psicológica más de cuatro meses", durante los cuales se presentaba cada 15 días. Sin embargo, "no resistiendo más la presión de sus compañeros y mandos", decidió regresar a su país y mandó la documentación del médico al juez que llevaba su caso.

Cuando volvió a España el juez militar acordó su "libertad provisional y someterlo al estudio de psiquiatras militares para comprobar el estado de salud mental". Los médicos corroboraron que "había perdido sus facultades mentales", como consecuencia de las "novatadas que soportaba en Viator y la presión de sus compañeros de la Legión", ha relatado Osuna.

El legionario absuelto ha reclamado los "salarios del tiempo que estuvo fuera de la Legión por causas de fuerza mayor", ha confirmado su abogado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS