Hereu anuncia que en 2010 ahorrará 23 millones en publicaciones e informes y que congelará la plantilla

El alcalde negocia hasta el último momento el apoyo de ERC a los presupuestos de 2010

Ahorro de 23 millones de euros en los gastos que se consideran superfluos en el funcionamiento del Ayuntamiento de Barcelona como los relativos a las publicaciones municipales, las campañas de publicidad, encargo de informes, material de trabajo y teléfono, entre otros. El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, anuncia política de recorte de gastos en 2010 en todo lo que no repercuta en servicios al ciudadano, congelación en la contratación de personal y segundo año de incremento cero en la retribución de ediles y cargos de las escala ejecutiva del Ayuntamiento.

"En 2010 sólo se incorporarán 250 agentes de la Guardia Urbana, 32 trabajadores sociales y 80 profesores. Todo lo demás queda congelado", explicó en una comparecencia para explicar la previsión de los presupuestos para el año que viene. Serán de 2.429 millones de euros lo que representa un 0,4% menos que el del 2009 que ascendió a 2.438 millones. Pero el alcalde no habló de regresión en las cuentas ni en la inversión. Reconoció que la caída de los ingresos que proceden de impuestos, tasas y las transferencias del Gobierno central es de un 8%. Una caída que, según él, se mitiga porque se recurrirá al endeudamiento. Serán 276 millones de euros de los 176 se aplicarán directamente al presupuesto y 100 para amortizar deuda que vence.

La aprobación de los presupuestos está condicionada al apoyo de Esquerra Republicana, partido en la oposición que ya ha facilitado las cuentas de los dos primeros años del mandato. Las negociaciones no están cerradas por lo que ERC cree muy posible que, de salida, su esté condicionado al cumplimiento de una serie de exigencias. Tanto CiU como PP están radicalmente en contra de la previsión presupuestaria de 2010 porque entienden que no podrá llegar a responder a las necesidades de los barceloneses.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS