Un margen de error de entre seis meses y un año

Ante la duda, las autoridades siempre aplican el parámetro de la minoría de edad

La medicina sólo permite aproximarse a la edad de una persona con un margen de error que oscila entre seis meses y un año. La primera prueba que practican los doctores del Instituto Anatómico Forense de Madrid para determinar si un individuo es mayor de edad es una radiografía de muñeca. La placa del carpo es comparada con un atlas que contiene una radiografía tipo por año y sexo. A través de una serie de determinaciones sobre las zonas que están osificadas, es posible señalar la edad con un margen de error de dos años arriba y abajo. Es decir, la horquilla para un niño de 13 años iría desde los 12 hasta los 16.

Para acotar esa horquilla se practican otras pruebas, como la ortopantomografía (radiografía panorámica de la dentadura). La eclosión de una serie de piezas dentarias permite descartar determinadas edades. Por ejemplo, si el individuo tiene el tercer molar puede afirmarse, con un 95% de certeza, que tiene más de 18 años.

Más información

Otro método de acotación son los Estadios de Tunner. A través del desarrollo de las mamas, de los genitales y de la distribución del vello púbico y axilar se puede acotar la edad del menor. Aunque los márgenes temporales de este método son amplios, permiten despejar dudas en el caso de desarrollos engañosos debidos, por ejemplo, a la malnutrición.

Los puntos de osificación de los huesos que aparecen a determinada edad también dan pistas. Por ejemplo, desaparecen en las escápulas a los 18 años.

Ante la duda, las autoridades siempre aplican el parámetro de la minoría de edad.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50