Una nueva prueba concluye que el pirata del 'Alakrana' es mayor de edad

El somalí se encuentra en un centro de menores en régimen cerrado después de que la Audiencia Nacional decretara su puesta en libertad

El somalí Abdu W, a su llegada a la Fiscalía de Menores de la Audiencia Nacional
El somalí Abdu W, a su llegada a la Fiscalía de Menores de la Audiencia NacionalEFE

La nueva prueba médica realizada esta tarde al pirata detenido por el secuestro del atunero español Alakrana y al que ayer dejó en libertad el juez Santiago Pedraz ha determinado que el joven tiene una edad superior a 18 años.

A la vista de este resultado, la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que ha acordado el internamiento en un centro de menores de régimen cerrado, devolverá el caso del joven somalí Cabdiweli Cabdullahi, Abdu Willy, al Juzgado de Pedraz, que el martes acordó su inmediata puesta en libertad tras determinar, mediante otras pruebas, que tenía una "edad mínima" de 17 años.

Ahora, el fiscal dictará un decreto para poner al joven a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 1, quien se inhibirá en favor de Pedraz, tras lo que deberá celebrarse una vistilla de las previstas en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) en la que el fiscal solicitará su ingreso en prisión.

Más información

El ingreso en régimen cerrado se acordó tras la celebración de una vista en la sede del Juzgado Central de Menores, en la que Abdu Willy ha manifestado su deseo de ser devuelto a su país de origen, Somalia, y de que le devuelvan sus efectos personales que le fueron incautados, especialmente su teléfono móvil, alegando una condición, la de menor de edad, que ahora queda en entredicho.

El ministerio público finalmente no ha recurrido la decisión adoptada por Pedraz, que ordenó su inmediata puesta en libertad después de determinar, mediante nuevas pruebas médicas, que Abdu W. tenía una edad mínima de 17 años. Sin embargo, la fiscalía ha solicitado que se realice una nueva prueba médica "más precisa". En concreto, realizarán al pirata una ortopantomografía, una radiografía panorámica de su dentadura, que intentará establecer con exactitud si es o no menor de edad.

La Fiscalía de Menores de la Audiencia Nacional entiende que es competente para hacerse cargo del menor, al que se le acusa de un delito de asociación ilícita, 36 de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas, puesto que estos delitos contra españoles se cometieron en el extranjero. Sin embargo, si el resultado de estas pruebas concluyera que Abdu W. finalmente es mayor de edad, la fiscalía devolvería el caso de nuevo al Juzgado de Santiago Pedraz.

Competencia de la Audiencia

La competencia para su investigación y enjuiciamiento, según subraya el escrito, se atribuye a la Audiencia Nacional, "entre cuyos órganos se encuentran el Juzgado Central de Menores y la Fiscalía de Menores". Por ello, "resulta razonable entender que la competencia" de estos dos órganos se extiende no sólo a los menores acusados de delitos de terrorismo, "sino también a aquellos delitos legalmente atribuidos a la jurisdicción penal de la Audiencia Nacional por aplicación de las normas generales de competencia que la regulan y que no han sido expresamente excluidos por la legislación penal del menor, particularmente cuando han sido cometidos en el extranjero".

La fiscalía deja la puerta abierta a la calificación de los hechos como delito de terrorismo, puesto que estima que "la propia dinámica comisiva de los hechos criminales investigados, la naturaleza de los delitos que se le imputan, el empleo de armas en su ejecución y la pertenencia de los imputados a un grupo criminal, que actúa claramente con algunas de las finalidades previstas" en los delitos de terrorismo.

La semana pasada, el juez Baltasar Garzón -que sustituía a Pedraz- acordó el ingreso en prisión del joven tras haberle examinado tres forenses de la Audiencia Nacional y haberle realizado una oseometría -una radiografía de la muñeca- que, en un principio, determinaba que tenía alrededor de19 años, si bien supeditó su decisión a practicarle nuevos exámenes médicos, que son en los que Pedraz basó su decisión de ponerle en libertad.

Los tripulantes del 'Alakrana' están "bien", según fuentes de la negociación

Todos los tripulantes del pesquero Alakrana, secuestrado en aguas del Indico por piratas somalíes, se encuentran bien y las gestiones para lograr la liberación del barco avanzan "a buen ritmo", según fuentes cercanas a la negociación.

"No ha habido novedad en estos últimos días ni se han detectado movimientos a bordo del pesquero español que hagan pensar lo contrario", han garantizado las fuentes citadas, que han recalcado que las gestiones con los secuestradores para lograr la liberación del barco "avanzan a buen ritmo". Además, han señalado que el grupo de secuestradores del Alakrana es el mismo que capturó en su día al mercante alemán Hansa Stavenger. Este buque fue liberado el pasado 3 de agosto después de cuatro meses de secuestro tras ser interceptado por los piratas frente a la costa de Kenia.

Las fuentes consultadas por Efe han asegurado que, dada la situación en que se encuentran las negociaciones, el desenlace se espera que en esta ocasión sea mucho más rápido. En la actualidad hay siete barcos de diversas nacionalidades que permanecen secuestrados por piratas, aunque los negociadores españoles destacan la especial atención que está dedicando la Operación Atalanta al secuestro del Alakrana.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50