La Audiencia Nacional deja en libertad a uno de los piratas porque no puede determinar su edad

La Fiscalía lo envía un centro de protección de menores como medida preventiva hasta que se resuelva su protección

El culebrón para determinar la edad de uno de los piratas somalíes detenidos dos días después de secuestrar el atunero vasco Alakrana no ha tocado a su fin. Pese a las primeras informaciones que indicaban lo contrario, los diferentes análisis médicos realizados a petición de la Audiencia Nacional no han podido determinar si Abdu W. es o no mayor de edad, lo que ha obligado al juez Santiago Pedraz a dictar su puesta en libertad.

Al llegar a España tras se apresado en aguas del Índico, el somalí alegó tener menos de 18 años. La Audiencia le realizó entonces una prueba médica que, en un primer momento, y según los médicos, indicaban que sí era mayor de edad.

Sin embargo, las dudas hicieron que los resultados se consultaran con otros dos médicos, quienes afirmaron que el detenido, en efecto, tiene más de 17 años. Finalmente, según ha podido saber EL PAÍS, tres forenses han confirmado este extremo, pero no pueden determinar si ya ha cumplido los 18.

Más información
Los análisis determinan que los piratas son mayores de edad

Por lo tanto, ante la duda y dado que la Audiencia Nacional no es competente para juzgar a menores por delitos que no sean el de terrorismo (Abdu W. está acusado de detención ilegal y de robo), el juez Pedraz ha enviado un exhorto a la cárcel donde estaba recluido el menor y ha ordenado su inmediata puesta en libertad.

La Fiscalía de Menores de la Audiencia se ha hecho cargo del pirata y ha ordenado su ingreso en un centro de protección de menores, una medida preventiva -que no le priva de su libertad- a la espera de que se resuelva su situación. La fiscalía ha tomado esta decisión porque Abdu W. es "extranjero, carece de recursos y está desprotegido", según han informado fuentes fiscales, que han señalado que la fiscalía recurrirá la decisión del juez Pedraz.

Los familiares piden explicaciones sobre la negociación

Los familiares vascos de los tripulantes del Alakrana han expresado hoy su preocupación por el estado de los marineros del buque secuestrado en el Indico por piratas somalíes el pasado 2 de octubre y han pedido "más información sobre las negociaciones que se están realizando para su liberación", informa Efe.

A través de un comunicado hecho público hoy, los familiares de los tripulantes vascos se han sumado a las peticiones de información sobre este secuestro hechas en días anteriores por las familias de los tripulantes gallegos.

Según han recordado, "hoy se cumplen 18 días del secuestro y cuatro días sin contacto con el barco", por lo que han dicho desconocer en estos momentos la situación de los tripulantes y esa situación, han subrayado, "se está volviendo insoportable para las familias".

Las familias de los tripulantes del atunero perteneciente a la empresa armadora Etxebastar, con sede en el puerto vizcaíno de Bermeo, han manifestado su "más profunda preocupación por el estado del proceso de negociación para la liberación de los 36 pescadores que se encuentran a bordo".

Ante esta situación, los familiares de los marineros vascos han hecho público su "malestar e intranquilidad" ya que, han explicado, "no sabemos ni por qué se alarga tanto el proceso ni por qué la información que se nos hace llegar es tan escasa".

Por este motivo, han exigido "a las instituciones competentes" que ofrezcan "respuestas contundentes" a sus "dudas" para poder "entender el motivo" por el que no se les dan datos sobre sus familiares "durante tantos días", y han demandado que les "pongan al tanto de la situación real que atraviesa la negociación actualmente".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS