Localizada a salvo la pareja dada por desaparecida en Sumatra

La familia de Ana Pelegrín y Ricardo Gil denunció su desparición tras no tener noticias de ellos desde el pasado 29 de septiembre, el día anterior al seísmo registrado en Padang

La pareja española dada por desaparecida por su familia en la zona de la isla indonesia de Sumatra devastada por el terremoto de la semana pasada ha sido localizada este domingo y se encuentra bien. Ana Pelegrín Sánchez y Ricardo Gil Vivas-Pérez están en la isla de Siberut, del archipiélago de las Mentawai, frente a la costa oeste de Sumatra, y donde el seísmo ha causado daños materiales menores.

Ricardo ha relatado a EFE que estaban incomunicados en la isla, dado que el servicio de ferry con la ciudad de Padang, la más destruida por el seísmo, ha sido interrumpido y el sistema de telefonía móvil se averió a raíz de la sacudida. "Por favor avisen a nuestra familia de que estamos bien", ha pedido Ricardo por medio de un teléfono satélite. Ricardo ha explicado que él y Ana se encuentran alojados en una casa de la representación de la UNESCO en Siberut, donde les dan de comer, y ha precisado que si el próximo martes se reanuda el servicio de transporte marítimo, se trasladarán a Padang.

Más información

Más de 3.000 atrapados

La familia no tenía noticias de la pareja desde el pasado 29 de septiembre, día anterior al seísmo registrado en Padang ciudad en la que ambos estaban de vacaciones. El día 29 la mujer envió un correo electrónico a su familia informándoles de que al día siguiente iban a desplazarse en ferry a las islas Mentawi, situadas a unos 170 km de Padang, según explicó el hermano de Ana, Antonio Pelegrín. Ana Pelegrín, abogada y funcionaria de la Junta de Andalucia, y su marido, que es farmacéutico, solían realizar viajes de forma independiente y sin reservar alojamiento previamente, por lo que la familia no sabe exactamente dónde pueden estar.

Entre 3.000 y 4.000 personas continúan hoy atrapadas o enterradas entre las ruinas de Padang, la tercera ciudad más grande de la provincia de Sumatra Occidental y al menos 20.000 edificios se han hundido o se encuentran dañados. El 70% de las viviendas particulares de Padang -casas que se derrumbaron por completo o han perdido el tejado o la fachada- permanecen totalmente desatendidas, a pesar de que bajo sus escombros hay cadáveres.

Padang y sus alrededores siguen sin fluido eléctrico y las comunicaciones telefónicas son difíciles, los hospitales están saturados y los precios de los bienes básicos que empiezan a escasear, como el agua potable y la gasolina, se están disparando.

Lo más visto en...

Top 50