Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los atuneros se retiran del caladero del Índico hasta que se resuelva el secuestro del 'Alakrana'

El Gobierno asegura que el barco abordado faenaba lejos de la zona de seguridad.- Los 36 tripulantes están en buen estado.- El Ejecutivo señala que la liberación se hará dentro de la misión Atalanta

El pesquero Alakrana, secuestrado hoy en aguas de Somalia, se encontraba a unas 300 millas de la zona de operaciones de la misión Atalanta en el momento de ser apresado por piratas somalíes, según ha informado el comandante del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, general Jaime Domínguez Buj. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha confirmado que el atunero se encontraba alejado de la zona de seguridad en el momento del secuestro.

El Alakrana navegaba con 36 tripulantes, de los que 16 son españoles, dos malayos, tres senegaleses, cuatro de Ghana, dos de Costa de Marfil, ocho indonesios y uno de las Islas Seychelles. La consejera de Pesca del Gobierno Vasco, Pilar Unzalu, ha informado de que todos los marineros "se encuentran en buen estado". El capitán ha enviado un e-mail a la empresa armadora en el que confirmaba este extremo.

Tras ordenar los armadores la salida los patrones que faenan en el caladero del Índico, los pesqueros han emprendido esta tarde la retirada, que será temporal hasta que se garantice la seguridad.

La Confederación Española de Pesca, de la que forman parte la Asociación Nacional de Armadores de Buques Atuneros Congeladores y la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac), ha declarado que "lamenta" el secuestro del atunero vasco, informa Efe.

Dentro de la misión Atlanta

La operación de liberación del se realizará dentro de la misión Atalanta, según ha informado la Comisión de Coordinación creada por el Gobierno, que ha acordado abrir un canal de comunicación con las autoridades de Somalia. Bajo la presidencia de De la Vega, la Comisión se ha reunido por primera vez esta tarde en la Moncloa y ha comunicado que continuará trabajando en las próximas horas para recabar la información disponible y "evaluar las distintas iniciativas que se están adoptando, tanto de carácter diplomático como operativo, para la liberación del pesquero".

El avión español P-3B Orión con el que España participa en la misión internacional contra la piratería en patrulla desde última hora de la tarde la zona donde ha sido secuestrado el pesquero, hacia donde se dirige también la fragata Canarias.

Este es, el segundo ataque que sufre la misma embarcación en el plazo de un mes, aunque en la primera ocasión logró escapar.

Según han informado la empresa armadora, Etxebastar Fleet, con sede en la localidad vizcaína de Bermeo. el buque alertó a otro de su misma compañía, el Alakrantxu, de que estaba siendo atacado y de que, al tener desplegadas las redes, no podía escapar. Lo último que se ha escuchado del barco ha sido "son piratas, son piratas", momento en el que se han cortado las comunicaciones.

El Alakrantxu, tras perder contacto con el Alakrana, ha avisado al Mando de Operaciones de la misión contra la piratería en aguas somalíes, aviso que ha sido atendido por la fragata Canarias.

La fragata, que se encuentra desplegada en la zona dentro de la operación aeronaval de la Unión Europea Atalanta, se encuentra a más de 800 millas de la zona por la que transita el barco secuestrado, por lo que tardará más de un día en llegar, según Defensa.

El dispositivo puesto en marcha ha supuesto hasta el momento, además de la activación de la fragata, la del avión español patrulla marítima P-3 Orión y otros dos aviones de vigilancia que estaban en la zona de Islas Seychelles desplegados por la operación Atalanta.

El P-3 Orión ha logrado avistar el barco y ha identificado a dos hombres armados a bordo. El Alakrana, que se encuentra en movimiento, arrastra además la embarcación en la que han llegado los piratas. En el esquife los piratas transportan 15 petacas de combustible, lo que significa que se dirigen a la costa.

El Alakrana faenaba en el momento del secuestro 800 millas al sur de la zona de pesca en que los propios atuneros habían comunicado a la misión que iban a estar, según ha informado el general Jaime Domínguez en una rueda de prensa. El comandante en jefe de operaciones ha asegurado además que el Alakrana se encuentra en estos momentos a una distancia de 400 millas de las Islas Seychelles y Senegal.

Por otro lado, la vicepresidenta primera del Gobierno ha asegurado que informarán "de todas las decisiones y medidas que se pongan en marcha" en relación con el secuestro. Según De la Vega, "el objetivo fundamental es preservar la seguridad" de los marinos.

Malestar entre los vecinos de Bermeo

El malestar y la incertidumbre se han apoderado de la localidad vizcaína de Bermeo, de donde son naturales 3 de los tripulantes del atunero y la empresa armadora, Etxebastar Fleet.

Los vecinos de la localidad "veían venir" lo ocurrido tras el ataque que sufrió la misma embarcación el pasado 4 de septiembre: "No sé a qué esperan para poner seguridad como la que ya tienen los franceses. Los piratas saben que están desprotegidos y van a por ellos, clamaba Mikel Cortázar, vecino del municipio.

Los pesqueros españoles que faenan en el índico han decidido regresar a puerto en señal de protesta, según el entorno de la cofradía.

Este es, el segundo ataque que sufre la misma embarcación en el plazo de un mes, aunque en la primera ocasión logró escapar.

Más información