Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La financiación irregular del PP valenciano

El Bigotes compró una máquina para contar dinero en 2006

Aunque los clientes principales y casi únicos de Orange Market, la empresa valenciana de la trama Gürtel que dirigía Álvaro Pérez, El Bigotes, eran la Administración valenciana y el PP de esa comunidad, el dinero de procedencia desconocida, según la investigación policial y judicial, era una de sus principales fuentes de ingresos. Por eso, probablemente, El Bigotes adquirió en 2006 una máquina de contar dinero que le costó 540 euros, según figura en la documentación intervenida por la policía.

En el capítulo de los gastos de Orange Market, el contable de la trama corrupta, José Luis Izquierdo, apuntaba concienzudamente cada mes el sueldo correspondiente a El Bigotes, enviado por Francisco Correa, el cerebro de la trama, a hacer negocios en la Comunidad Valenciana gracias a sus magníficas relaciones de amistad con algunos de los dirigentes del PP con más poder en esa autonomía.

Álvaro Pérez recibía un sueldo mensual de 6.000 euros -algunas veces sacados de la caja B de la trama corrupta- y regularmente distintos pluses que iban desde los 3.000 a los 30.000 euros. En la contabilidad también figuran pagos a familiares de El Bigotes e incluso para sufragar el coste de parte de su propia boda.