Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Costa asegura que Camps es "el único" que puede cuestionar su labor

El secretario general del PP valenciano niega que haya voces internas que pidan su marcha

"A los dirigentes del PP no hace falta que les digan cuándo hay que demitir": así de rotundo se ha mostrado Ricardo Costa, secretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), preguntado si piensa dimitir al conocerse el informe de la Brigada Policial de Blanquea de Capitales que apunta a una presunta financiación ilegal de su formación y al cohecho . "Como siempre, si se demuestra alguna irregularidad cometida por algún dirigente del PP, ese dirigente automáticamente abandonará sus responsabilidades", ha sentenciado.

Costa ha negado que haya una división interna del PPCV en alusión a las supuestas voces que piden su dimisión. El secretario general de los populares valencianos ha reiterado que "el único" que puede cuestionar su labor es el presidente Camps, por ser quien ostenta el liderazgo. De nuevo, como ya hiciera ayer el vicesecretario de organización de su partido, David Serra, Costa ha criticado que el PP está "en los últimos ocho meses, recibiendo filtraciones de sumarios secretos y ataques contra la imagen y dirigentes".

El secretario del PPCV ha confirmado que tuvo acceso al informe policial , al ser parte en la causa valenciana del caso Gürtel, y ha criticado que el propio informe "levanta parte del secreto de sumario" del caso que investiga el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, puesto que las partes personadas en el TSJCV, que tuvieron acceso al documento, "conocen partes del proceso sometido a secreto de sumario en Madrid". Costa ha considerado esa circunstancia"muy grave", al igual que el hecho de que "se esté filtrando" esa información.

En cuanto a la decisión del PPCV de remitir de nuevo su contabilidad al Tribunal de Cuentas y encargar una auditoría privada, ha manifestado que "incrementar la transparencia en las cuentas de un partido político no tiene por qué ser malo, ni nadie tiene por qué tener miedo". Costa ha resaltado que con esa decisión pretenden que las cuentas de la formación "se fiscalicen por segunda vez, de forma individual", y que los medios de comunicación conozcan "las conclusiones que pueda tener una firma de auditoría internacional, con una opinión externa".

Las declaraciones del secretario del PPCV se han realizado durante una rueda de prensa en la que ha mostrado los resultados de una encuesta elaborada por el propio PP, que otorga medio millón de votos más a su formación que el PSV, y con la que Costa ha sacado pecho. El sondeo se realizó en 339 municipios valencianos a partir de 1.200 entrevistas en total. De la lectura de estas cifras se desprende, para el dirigente popular, "un claro desgaste de los socialistas y un aumento claro de la confianza del Partido Popular".