Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP hace una exhibición de fuerza y revienta el santuario socialista de Dos Hermanas

Rajoy evita hablar de Gürtel pero Cospedal insiste con la conspiración

Objetivo cumplido. Hace poco más de un mes, el PP se propuso, en un momento de debilidad del PSOE por la crisis económica, hacer una demostración de fuerza cargada de símbolos. Y lo ha logrado. El velódromo de Dos Hermanas, santuario socialista, escenario de los grandes mítines de José Luis Rodríguez Zapatero, Alfonso Guerra y Felipe González, se ha llenado hasta los topes con casi 500 autobuses traídos de toda Andalucía e incluso de Madrid, a tenor de las pancartas. Mariano Rajoy y en especial el hombre fuerte del partido, Javier Arenas, logran así una demostración de fuerza con la que quieren empezar a transmitir el mensaje de que el PP es una alternativa a un Gobierno acuciado por los malos datos económicos. Los organizadores hablan de 30.000 personas, algo prácticamente imposible, pero lo cierto es que se quedó gente fuera y se llenó un auditorio en el que, según los socialistas, se pueden meter 20.000 personas.

Sin embargo, de los problemas propios, esto es la crisis interna desatada por la revelación de un contundente informe policial que podría probar la financiación ilegal del PP en Valencia ligada al caso Gürtel, Rajoy no ha dicho ni una palabra. Sólo quería hablar de impuestos, de crisis económica, de Zapatero, y es lo que ha hecho. "Decir que subir los impuestos es solidario es la quintaesencia de la mentira. Sólo sube los impuestos para tapar sus errores. Es mentira. La reforma no es necesaria, no se justifica, es profundamente insolidaria". "Es la quintaesencia de la chapuza, tenemos un gobierno absolutamente incompetente, improvisa y no hace caso a nadie", ha insistido.

Los asuntos turbios se los ha dejado a María Dolores de Cospedal, su secretaria general, que ha insistido, aunque con menos contundencia que los dirigentes valencianos, en la teoría de la conspiración con la que trata de defenderse el PP frente a los datos que le incriminan. "¿Qué tiene que decir del crecimiento de la delincuencia Rubalcaba, ese que salía en la tele diciendo que no existían los GAL? ¿Por qué no da los datos de delincuencia y se dedica a perseguir al PP? Tenemos derecho a tener un mininstro que luche contra la delincuencia, no que utilice el aparato del Estado al servicio del PSOE."