El Parlamento guipuzcoano desaprueba la retirada de fotos de presos de ETA

La proposición apoyada por PNV, Hamaikabat, Aralar, EB y Alternatiba sostiene que la medida "viola gravemente la libertad de expresión"

Las Juntas Generales de Guipúzcoa han acordado hoy, con el apoyo del PNV, Hamaikabat, Aralar, EB y Alternatiba y la oposición de PSE y PP, desaprobar la política de retirada de fotos de presos de ETA al considerar que no tiene justificación legal y "viola gravemente la libertad de expresión".

La cámara legislativa guipuzcoana ha aprobado esta proposición durante la última sesión del debate de política general, en la que también se ha aprobado, con los votos en contra de Aralar y la abstención de EB y Alternatiba, una iniciativa dirigida a impulsar programas para deslegitimar el terrorismo y apoyar a las víctimas.

El portavoz del PNV, Asier Aranbarri, ha enmarcado el apoyo a ambas mociones en el intento de sacar a ETA de la agenda política, si bien el PSE y el PP le ha acusado de estar defendiendo posiciones contrarias entre sí.

El texto del rechazo a la retirada de fotos, que será remitido al consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, insta al Gobierno autonómico a que "tutele los derechos" de reunión y de libertad de expresión a la hora de autorizar las manifestaciones.

La juntera socialista Lore Suárez, quien ha calificado la propuesta nacionalista como "la moción de la vergüenza", ha criticado al diputado general, Markel Olano, por haber planteado un consenso y un "blindaje ético" para hacer frente a ETA en su discurso del primer día del debate y después apoyar esta medida.

En este punto, ha aseverado que si muchas personas tienen que ir a visitar a sus familiares a la cárcel, muchas otras tienen que a verlos al cementerio.

Por su parte, Regina Otaola (PP) se ha preguntado cómo puede ir en contra de la libertad de expresión quitar la foto de un "asesino" de una pared, y ha felicitado a Ares por promover la retirada de imágenes y pintadas.

Aranbarri ha hecho hincapié en que conciben la moción como una reclamación de que se respete el derecho de cumplir las condenas en cárceles próximas al lugar de origen, y ha relacionado las fotos más con el acercamiento de los presos que con la apología del terrorismo.

La iniciativa dirigida a rechazar a ETA defiende la "deslegitimación política y social, en todos los espacios de la sociedad, del terrorismo y de las personas y colectivos que lo justifican o lo amparan", muestra su apoyo a los trabajadores del TAV y respalda la actuación de la Justicia en el País Vasco.

Reclama además la igualdad política de todos los ciudadanos guipuzcoanos, "determinación" para que desaparezcan los "espacios de impunidad" y expresa el "permanente apoyo y reconocimiento a las víctimas del terrorismo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS