Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía salva la vida a un hombre que transportaba casi dos kilos de hachís en su organismo

Dos agentes fueron arrollados por los traficantes en una espectacular persecución en Córdoba.- La droga que portaba uno de los 'muleros' se había desprendido de su envoltorio dentro del aparato digestivo

La policía nacional ha salvado la vida de un mulero tras una arriesgada persecución en la que cuatro agentes fueron atropellados por un vehículo conducido por traficantes de hachís.Ha ocurrido en Córdoba en el transcurso de una operación antidroga preparada hace semanas al detectar la policía una red de traficantes que transportaban grandes cantidades de hachís procedente de Marruecos en el interior de su organismo. Los encargados de llevarla droga, conocidos como correos o muleros, recibían una recompensa de entre 600 o 700 euros por ello.

El hachís era ingerido en porciones llamadas bellotas o dátiles forradas con plástico. El hombre al que los agentes salvaron la vida había tragado 141 bellotas, alrededor dedos kilos de estupefaciente. Cuando los policías lograron detenerlo, la sustancia se había desprendido del envoltorio protector y había entrado en contacto directo con su aparato digestivo. De no haberle llevado enseguida al hospital, habría muerto.

Los cuatro traficantes viajaban a bordo de dos vehículos en el momento de la intervención. Al detectar la presencia de los policías, uno de los coches emprendióuna huida a gran velocidad, arrolló a dos agentes y chocó contra otro coche, hiriendo a uno de sus ocupantes. Los policías lograron alcanzar a uno de los mulerostras perseguirle a pie por la zona del centro comercial de la Barriada del Guadalquivir; al otro lo detuvieron dos días más tarde.

En el segundo vehículo, la policía encontró a otros dos muleros, uno de ellos, muy grave con sudoración, convulsiones y vómitos. Los agentes lo trasladaron urgentemente a un centro médico donde detectaron las 141 bellotas de hachís que llevaba en su interior. Los otros dos detenidos portaban110 bellotascada uno. En total, se han intervenido unos 3.500 gramos de hachís.