Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

El PP denuncia en el Congreso una conspiración pero elude mencionar las escuchas

Alonso: "Es un conjunto de inventos, insidias y mentiras".- Ningun grupo apoya la peticion de comparecencia de De la Vega, Rubalcaba y Conde Pumpido

Con mucha bronca, tensión e intercambio de acusaciones se ha reabierto este martes en el Congreso de los Diputados. El PP ha llevado a la Diputación Permanente su ofensiva para intentar convertir la trama de corrupción vinculada a este partido en una persecución policial y judicial a sus dirigentes y ha solicitado las comparecencias de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega; el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido. Ningún grupo ha apoyado estas peticiones. La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha denunciado una "persecución" contra el PP y un "uso ilegitimo e inmoral" de las instituciones para acabar con su partido, pero ha evitado mencionar expresamente las escuchas denunciadas por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Sáenz de Santamaría ha iniciado su turno arremetiendo contra De la Vega por sus manifestaciones tras el archivo de la causa contra el presidente valenciano, Francisco Camps. "La vicepresidenta tiene que explicar por qué ordenó a la fiscalía un recurso, comprendo su desilusión pero no es comprensible su reacción ni su pataleta en directo", ha asegurado la portavoz del PP, para quien el objetivo del Gobierno es "acabar con el PP en lugar de con el desempleo". "Estamos hablando de abuso de poder; hoy somos nosotros, mañana cualquiera que les estorbe", ha añadido.

"Cuando el Gobierno fracasa, el paro crece, la crisis se hace endémica, la gestión hace agua y se le tuercen hasta las buenas intenciones, a nuestro Gobierno le resulta más rentable echar mano del manual de acoso a la oposición", ha asegurado Sáenz de Santamaría, quien se ha se ha referido también a que los detenidos por corrupción en Baleares fueran mostrados con esposas ante las cámaras por el sólo hecho de ser del PP y ha denunciado "filtraciones de sumarios" y "utilización de la fiscalía".

"Recuerdo al PP que lo que se debe investigar lo dicen las leyes", ha afirmado el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso. "Esto que han hecho es un conjunto de inventos, insidias y mentiras. Hoy nos enteramos de que están buscando información para argumentar las barbaridades que han dicho durante el verano", ha dicho Alonso para referirse a un informe que el PP ultima sobre la "doble vara de medir" que utilizan el Gobierno y la Fiscalía General del Estado. Sáenz de Santamaría es la encargada de dirigir este informe con el que pretenden acreditar la "persecución" al PP.

"Lo único que han hecho ha sido poner en duda lo que hemos construido en las tres últimas décadas; es una sarta de barbaridades que pone en cuestion el Estado de derecho", ha agregado Alonso.

Sin apoyo de los grupos

Ningún partido ha respaldado al PP en su peticiones de comparecencia. El resultado ha sido de 19 votos a favor, 29 en contra y cuatro abstenciones en las referentes a De la Vega y Conde Pumpido y 19 a favor, 28 en contra y cinco abstenciones en la de Rubalcaba, dado que Na Bai se ha abstenido en esta última votación. "No han podido presentar un mínimo de indicios de que este país es un Estado policial", ha afirmado el diputado de IU Gaspar Llamazares. "Es una mentira indemostrable, pero al PP le es funcional porque es una mentira de disuasión masiva", ha agregado. "Ante un delirio de esta materia el Gobierno no debe dar razones".

CiU y PNV se han abstenido pero han reprochado al PP que denuncie sin pruebas. "Que el primer debate sea para lo que estamos debatiendo ahora es una equivocación, dirigimos mal el objetivo del Congreso. No queremos que el Congreso sea la caja de resonancia de teorías de la conspiración", ha asegurado el portavoz de CiU, Jordi Jané, para quien la actitud del PP raya en la "frivolidad parlamentaria".

El Comité de Dirección del PP tiene previsto decidir la próxima semana de qué forma llevará la supuesta persecución a las instituciones europeas. Con toda seguridad acudirá al Parlamento Europeo en el inicio de la presidencia española de la UE, pero no ha decidido aún si forzará una resolución de la Eurocámara.

El PP considera que el accidente de Spanair y el apagón de la T4 demuestran la precariedad de Barajas

El PP no ha logrado el apoyo de la Diputación Permanente del Congreso a su petición para la comparecencia urgente del ministro de Fomento, José Blanco, para que explique el apagón en la T4 del pasado 15 de agosto. Los grupos la han rechazado con 25 votos en contra, seis abstenciones y los 21 del PP más dos del PNV a favor. En su intervención, el portavoz popular, Andrés Ayala, ha equiparado el apagón y el bloqueo de la terminal durante las nevadas del último invierno al accidente de Spanair del año pasado. .

Los populares entienden que todos estos casos están relacionados por una línea de fallos que ponen en entredicho el "prestigio" y buen funcionamiento del aeropuerto. Todos esos incidentes son una muestra de la "precariedad" en la que se encuentra el aeropuerto de Barajas, a juicio del PP, y requiere una explicación urgente y detallada de los fallos en unas instalaciones que son "emblemáticas de la modernidad de España".

Ayala ha insistido en que lo ocurrido el pasado 15 de agosto es "gravísimo", puesto que ni siquiera funcionaron las luces de emergencia y de haber ocurrido en un momento de gran afluencia de vuelos habría ocasionado un caos. La comparación con el accidente de Spanair ha originado la crítica de varios diputados, entre ellos el portavoz de CiU, Pere Macìa, quien le ha espetado que "a nadie sensato se le ocurre comparar este incidente con lo ocurrido en el accidente de Spanair" y por ello pidió a los populares "un punto de comedimiento".

El portavoz socialista, Rafael Simancas, ha reprochado a Ayala el haber relacionado este "incidente menor" con el accidente del pasado año y afirmó que hacerlo es "algo más que una salida de todo: es una irresponsabilidad". Simancas ha pedido a los populares que "miren hacia otro sitio" para meter presión en el inicio del curso político y ha reafirmado la expresa voluntad de Blanco de comparecer en los primeros días de septiembre en sesión ordinaria de la Comisión de Fomento.

Más información