El juez no cierra dos bares que colgaban fotos de etarras porque las han retirado

El magistrado imputa a los propietarios y encargados un delito de enaltecimiento del terrorismo

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha desestimado la solicitud de la fiscalía de cerrar dos bares de Pamplona que colgaban fotos de etarras, pero ha imputado a los propietarios y a los encargados un delito de enaltecimiento del terrorismo. El magistrado ha considerado que al retirarse voluntariamente el pasado fin de semana las imágenes de los establecimientos no es necesario proceder a la clausura.

Velasco ha tomado esta decisión tras escuchar las alegaciones de los dueños del Ezpala Taberna y del Bar Zurgai de la capital navarra. Los imputados son Daniel Burgos Monreal, propietario del Zurgai, y la encargada del mismo local Izaskun Goñi Juarez, además de Antonio Etxalekun, dueño del Ezpala, y la encargada Ainoa Oroz. De acuerdo con los argumentos del juez, pese a que exhibir las fotos de presos de ETA constituye un delito de enaltecimiento del terrorismo, en el caso del bar Zurgai "se desprende que los implicados han retirado voluntaria y conscientemente la referidas fotografías" por lo que considera que no cabe la clausura. En el Ezpala, en cambio, los responsables sustituyeron las imágenes por siluetas de los terroristas, por lo que la fiscalía insiste en que se cierre, pese a desestimarlo el juez.

Más información

El pasado 3 de agosto la Guardia Civil se personó en el Zurgai y al día siguiente en el Ezpala cumpliendo una orden del Ministerio Fiscal. Los agentes ordenaron la retirada de las fotos de etarras advirtiendo de que podrían constituir un delito de enaltecimiento del terrorismo y que negarse a cumplir este requerimiento suponía un delito de desobediencia, pero los dos encargados se negaron a retirarlas.

El dueño del Ezpala Taberna ha explicado a los medios de comunicación que retiró las fotos después del requerimiento de la Guardia Civil, tras recibir formalmente la notificación en la que se ordenaba la retirada de las fotos. La actuación se encuadra en las diligencias abiertas en julio por la fiscalía sobre los lugares en los que se exhiben imágenes de terroristas y símbolos de apoyo a ETA.

Estrategia de ETA-EKIN para mantener la fidelidad

El juez Eloy Velasco ha asegurado que mostrar fotos de etarras responde a recientes instrucciones de ETA-EKIN "con el objeto de mantener la fidelidad de sus militantes tanto en las cárceles como fuera de ellas", según consta en un documento intervenido al comando Hego Haizea en octubre de 2008.

Para Velasco, "la colocación de carteles con la fotografía de diversos presos de ETA en un establecimiento de acceso público como es un bar, constituye indiciariamente un delito de enaltecimiento" porque su exhibición "en lugares muy visibles del local (...) no puede tener otro fin" que recordar la acción por la que están en prisión.

Los propietarios y encargados de los bares cuyo cierre pedía la fiscalía por colgar fotos de ETA, a su llegada a la Audiencia Nacional
Los propietarios y encargados de los bares cuyo cierre pedía la fiscalía por colgar fotos de ETA, a su llegada a la Audiencia NacionalEFE
Sin embargo mantiene la imputación por enaltecimiento del terrorismo a sus dueñosAGENCIA ATLAS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50