Berlusconi: "No envidio la forma física de Aznar"

El primer ministro italiano alega que el ex presidente español tiene más tiempo libre que él

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, asegura que a sus 72 años no envidia en absoluto la forma física del ex presidente del Gobierno español José María Aznar, de 56, porque él, dice, tampoco está nada mal. "Aznar tiene más tiempo libre que yo. La envidia es un sentimiento que nunca he conocido. Y además, yo tampoco estoy nada mal". Berlusconi ha realizado estas afirmaciones en una entrevista que este miércoles publicará la revista Chi y de la que este martes adelantan algunos extractos los medios de comunicación de Italia.

En ella, Berlusconi, que en la primera parte de sus vacaciones acudió a una clínica de adelgazamiento para someterse a tratamiento, habla de la dieta que sigue para perder algunos kilos de más y para acercarse a los esculpidos abdominales que el ex presidente español lució durante sus vacaciones en la isla italiana de Cerdeña. "No bebo nunca alcohol. Me he reducido la dosis de pan, la pasta y el arroz. Estoy en el buen camino para volver a estar en forma", comenta el primer ministro italiano.

Más información

Berlusconi va y viene estos días a Cerdeña para reunirse con parte de su familia durante las vacaciones de verano en la mansión de Villa Certosa, donde fueron tomadas las fotografías de sus fiestas en compañía de jovencitas que publicó EL PAÍS. "Amo Cerdeña y estoy muy unido sentimentalmente a Villa Certosa, donde me siento como fuera del mundo. Por esto no quiero venderla", indica. "Pretendo más bien defender mi privacidad de la sistemática violación que han cometido pseudo-reporteros en manifiestas violaciones de las leyes en vigor", agrega.

El primer ministro, que ha recurrido en varias ocasiones a la Justicia italiana para denunciar la violación de su privacidad, asegura que no basta una multa para sancionar este tipo de delitos porque no deben equipararse a las infracciones por aparcar en lugar prohibido. "No es aceptable que aumenten las reglas, que se multipliquen las disposiciones y los organismos que tutelan la privacidad, y que a la vez se pueda invadir tan fácilmente la vida de los demás", explica.

Silvio Berlusconi, durante una rueda de prensa en Egipto en mayo.
Silvio Berlusconi, durante una rueda de prensa en Egipto en mayo.REUTERS

Desencuentro entre las hijas de Berlusconi

Silvio Berlusconi no ha conseguido mantener unida a toda su prole durante las vacaciones en la isla mediterránea de Cerdeña, al haberse producido un desencuentro entre su primogénita, Marina, de 43 años y fruto de su primer matrimonio con Carla Elvira Dall"Oglio, y una de las hijas de su segundo matrimonio, Bárbara, de 25 años. Esto es lo que asegura este martes el diario italiano La Repubblica, que informa de que la familia Berlusconi aún no ha podido celebrar una reunión familiar para abordar el reparto del patrimonio ahora que el cabeza de familia se divorcia de su segunda esposa, Verónica Lario, de 54 años.

El periódico habla de que, por el momento, no hay "ningún armisticio" a la vista, después de que el pasado 10 de agosto Marina reprendiera a Bárbara durante la celebración de su cumpleaños en Villa Certosa, en Cerdeña, por la entrevista que concedió a la edición italiana de la revista Vanity Fair. La Repubblica va más allá y afirma que el malestar de la primogénita de Berlusconi con Bárbara tiene que ver también con el hecho de que esta última haya manifestado su deseo de trabajar en el mundo editorial, en el que la familia del primer ministro está presente con la firma Mondadori, la mayor de Italia y que preside Marina.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50