El alcalde de Gernika dice que la Ertzaintza puso "en riesgo" a ciudadanos pacíficos

La policía vasca disolvió ayer en la localidad una marcha prohibida y detuvo a cuatro personas

El alcalde de Gernika, José Mari Gorroño, ha afirmado hoy que la actuación de ayer de la Ertzaintza en el municipio, donde disolvió una marcha de presos de ETA prohibida por la Audiencia Nacional, creo "alarma social" y puso "en riesgo a ciudadanos pacíficos que no tenían nada que ver con los incidentes". Según el regidor, "no era el sitio adecuado" para que actuaran los agentes de la Ertzaintza porque había "mucha gente" que no estaba de manifestación sino disfrutando de las fiesta de la localidad.

Gorroño se ha referido a los incidentes registrados ayer en la localidad, que se encontraba celebrando sus fiestas. La Ertzaintza disolvió una marcha, que había sido prohibida y los manifestantes comenzaron a lanzar objetos a los agentes de la Policía autonómica y a quemar varios contenedores. La Policía autónoma detuvo a cuatro personas acusadas de un delito terrorismo, quebrantamiento de orden judicial y desórdenes públicos, y que han sido, posteriormente, puestas en libertad, con la obligación de personarse cuando sean requeridos ante la autoridad judicial.

Más información

En una nota hecha pública hoy, Gorroño ha indicado que tras la prohibición de este acto y del pregón previsto para el viernes -que también fue prohibido y que el Consistorio decidió por ello suspender - se hizo desde el Ayuntamiento "un llamamiento a la responsabilidad de todas las partes para que las fiestas transcurrieran de forma normalizada". El alcalde de EA ha denunciado que haya habido quien ha hecho "caso omiso" de este llamamiento, pero, a su vez, también ha manifestado su disconformidad con la actuación de la Ertzaintza.

Gorroño ha pedido a la Ertzaintza que "no se repita" los sucesos del fin de semana. "En Gernika lo habéis hecho, no lo hagáis en otro sitio porque esto es malo para cualquier población", ha afirmado. Según Gorroño, los ciudadanos de Gernika están "sufriendo por todos los lados", ya que la izquierda abertzale "injustificadamente" insulta a quienes cumplen las órdenes judiciales, en referencia a la prohibición del pregón y del pasacalles, mientras que por lado la Ertzaintza se excede en sus actuaciones.

La culpa es de los violentos

El Departamento de Interior del Gobierno vasco ha defendido la actuación de la Ertzaintza en Gernika y ha asegurado que la Policía autónoma se limitó a "aplicar la Ley" porque había una resolución judicial de la Audiencia Nacional que prohibía la marcha, por lo que ha rechazado que se les "culpabilice" de los incidentes.

La consejería que dirige el socialista Rodolfo Ares ha asegurado que el alcalde de Gernika, con sus manifestaciones, "parece que está culpabilizando de los incidentes a la Ertzaintza", cuando la policía autónoma "lo que hace es cumplir la ley y velar por el cumplimiento de la Ley". "La responsabilidad es de quienes utilizan las fiestas y las grandes concentraciones ciudadanas en las fiestas para incumplir la ley", han agregado las mismas fuentes.

Lo más visto en...

Top 50