Obama dice que tiene intención de "reunirse" con Zapatero en la Cumbre del G-20

En un encuentro con periodistas latinoamericanos, el presidente de EE UU dice que no puede "apretar un botón y restaurar" a Zelaya en Honduras

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este viernes que "tiene la intención de reunirse" con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la cumbre del G-20 que tendrá lugar en Pensilvania a finales de septiembre. El mandatario, en respuesta a una pregunta de la agencia Efe durante una mesa redonda con periodistas latinoamericanos, afirmó que Zapatero "es un buen hombre" y dijo que tiene "buena relación con él".

Aunque España no forma parte del G-20, participará en la próxima cumbre, que se celebrará los días 24 y 25 de septiembre en Pittsburgh (Pensilvania), porque ha sido formalmente invitada por Estados Unidos. La situación de la economía mundial, la regulación de los mercados financieros, la reforma de los organismos multilaterales como del Fondo Monetario Internacional y la posible ampliación del G-20 figurarán entre los asuntos más destacados durante la cita de Pittsburgh.

En el encuentro con la prensa latinoamericana, convocado con motivo de la Cumbre de Norteamérica que se celebrará este fin de semana en Guadalajara (México), Obama reafimó también su apoyo al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, pero indicó que, pese a los esfuerzos de su país, no puede "presionar un botón y restaurarlo". Calificó, sin embargo, de "irónico" que "algunos de los que han criticado la injerencia de EE UU en América Latina, se quejen ahora de que no está interfiriendo lo suficiente".

El presidente también se refirió al acuerdo militar entre Washington y Colombia que está causando malestar en los países vecinos, y aseguró que Estados Unidos no tiene intención de instalar ninguna base en el país, sino que se trata de mejorar los lazos de cooperación. Sin citar a nadie en concreto, resaltó que "algunos en la región están intentando desempeñar un papel utilizando la tradicional retórica antiyanqui".

Obama reconoció que "Colombia tiene una preocupación legítima por la actividad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la frontera" con Ecuador, pero expresó el deseo de que Bogotá y los Gobiernos vecinos puedan "trabajar de forma pacífica" y resolver los problemas a través del diálogo. Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia el 3 de marzo de 2008, dos días después de que el Ejército colombiano bombardeara un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano que causó una veintena de muertos, entre ellos el número dos de esa guerrilla.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha congelado las relaciones económicas con Colombia por considerar que el acuerdo militar puede ser peligroso para el resto de los países de la región y, en concreto, para echarlo a él del poder.

Lo más visto en...

Top 50