Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Rajoy: "Que hable ahora la Inquisición"

El presidente del PP considera que el sobreseimiento de la rama valencia del 'caso Gürtel' demuestra que "ha triunfado la Justicia". Camps se muestra "contento".- Rubalcaba "respeta" la decisión

Santiago de Compostela / Madrid

La noticia más esperada para Mariano Rajoy, le pilló en directo, clausurando la junta directiva del PP gallego en Santiago. El acto tenía mucho de balance del curso político y el presidente nacional se empeñaba en hacer ver a los periodistas y también a los cargos directivos qué asuntos son relevantes y cuáles no en la política española. Citó entre los importantes -"porque así lo reflejan todos los estudios sociológicos" la crisis económica y el paro pero sobre todo "la incapacidad del Gobierno para hacerle frente".

El resto, a saber, la presunta trama corrupta que salpica a su partido con ramificaciones en Madrid y Valencia y que investigan tres tribunales distintos, incluido el Supremo, está para Mariano Rajoy entre los temas accesorios. Y en eso andaba el presidente del PP, criticando la afición "al gasto del Gobierno de Zapatero", cuando recibió la nota. "En dos minutos voy a reaccionar al papel que me han dado". Todavía sacudió algún sopapo más a cuenta de la financiación autonómica antes de anunciar: "En Valencia se ha archivado la denuncia contra el presidente Camps". El auditorio popular respondió con una ovación cerrada de medio minuto.

Continuó Rajoy en su alivio. "Y ahora, ¿qué digo yo? En realidad quien debería hablar es la Inquisición que hemos vivido". Más aplausos. El presidente del PP ya se había referido a "los otros, que dedican buena parte de sus energías a perseguir a los demás en lugar de hablar de la crisis económica". "No voy a decir quienes son, lo sabe todo el mundo". Contra esos "otros", los medios de comunicación que publican noticias sobre el caso Gürtel, anunció medidas Mariano Rajoy. "De cara al futuro, algo que tendremos que hacer y algo plantearemos porque fueron seis meses de juicios paralelos que rechaza el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos". El líder del PP no avanzó qué iniciativas y en qué ámbitos piensa impulsar, pero insistió en que "la sanción que han recibido estas personas [el presidente Camps, y el resto de cargos imputados hasta hoy por el tribunal valenciano] es mucho mayor que la que hubieran recibido si fueran condenados".

Rajoy proclamó el triunfo de "la Justicia, el sentido común y los vendedores de tila, porque algunos están de los nervios". "Lo siento mucho". Y el acto no dio para más. El presidente popular se aferró al móvil y una pléyade de asesores y cargos del partido sirvieron de cordón humano para boicotear las preguntas. Rajoy miró de reojo a los micrófonos pero evitó responder a nada. A su salida del claustro del Hostal dos Reis Católicos volvió a agarrar el teléfono que soltó en cuanto pudo escaquearse del corrillo de prensa. Prefirió una cerveza fría en la terraza del Obradoiro que someterse a cualquier pregunta incómoda. A fin de cuentas, su mensaje ya estaba lanzado.

Camps: "Mi obligación y compromiso está con el pueblo valenciano"

Camps "está contento". Esta ha sido su primera reacción tras conocer que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha archivado la causa abierta contra él por un supuesto delito de cohecho en la investigación valenciana del caso Gürtel. Más tarde, en el Palau de la Generalitat, el presidente valenciano ha agradecido el "apoyo" recibido durante los últimos meses y ha reafirmado su "obligación, convicción y compromiso" para seguir trabajando por la prosperidad del pueblo valenciano y de los españoles.

En sus declaraciones, Camps ha mostrado su "respeto" por la decisión de la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJCV, que sobresee también las imputaciones por cohecho al secretario general del PPCV, Ricardo Costa, el ex vicepresidente del Consell Víctor Campos y el ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret.

Por su parte, el secretario general del PPCV, Ricardo Costa, también imputado en la rama valenciana del caso Gürtel, ha señalado, en línea con Rajoy, que "no es un día de reproches" sino "de respeto, de agradecimiento y de reconocimiento de que, al final, la Justicia siempre sale adelante".

En un comunicado, el Partido Popular, tras reiterar que el auto "confirma la confianza" que siempre han expresado "en que la independencia judicial demostraría la inocencia de Camps, ha tildado de "inaceptables e impropias" en democracia las declaraciones de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y las recientes declaraciones del ministro de Justicia y otros miembros del Gobierno, "tratando de influir en los miembros de la Sala y condicionar su decisión independiente.

Respeto por la resolución

Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha mostrado "respeto y acatamiento" tras conocer la decisión del TSJ de Valencia, "lo mismo que ante cualquier otra resolución judicial.

Una posición similar a la del portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien ha asegurado que acata pero no comparte "en absoluto" el fallo del tribunal, sobre el que ha dicho que supone dar "barra libre a la colisión" entre lo privado y lo público.

Quien también se ha pronunciado sobre el auto es el sastre José Tomás, cuyo testimonio fue fundamental para iniciar el proceso contra Camps. Tomás ha asegurado tras conocer el fallo que "está totalmente probado y argumentado" que el presidente de la Generalitat recibió regalos de las empresas relacionadas con la trama Gürtel y ha lamentado que el TSJ de Valencia haya pasado por encima de "la investigación policial" y los autos judiciales previos, como el del juez Baltasar Garzón, quien inició la investigación, y el instructor del propio tribunal de Valencia, José Flors.

El portavoz del PSOE valenciano, Ángel Luna, ha asegurado que el auto deja a Camps en una posición política "más endeble" y ha confirmado que su partido va recurrir. En su opinión, el auto "deja en evidencia a Camps por haber mentido a las Cortes y a la opinión pública", porque dice que los hechos no son constitutivos de delito y "se contradice" con respecto al auto del 21 de abril cuando entendía que sí existían indicios.

Camps, "reforzado"

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha expresado también su satisfacción por el archivo de la causa contra Camps y los otros tres acusados de un delito de cohecho, y ha considerado que salen "reforzados" políticamente. En su opinión, se trata de "una noticia muy positiva". Sánchez Camacho ha manifestado que su partido siempre confiaba en la justicia y estaba convencido de "la plena inocencia" de Camps.

"Empieza ahora para Camps una nueva etapa", ha añadido la líder de los populares catalanes, para quien nunca tuvo que haber "juicios paralelos", sino respeto a "la presunción de inocencia".