Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey: "Hay que darles en la cabeza y continuar hasta acabar con ellos"

Don Juan Carlos y doña Sofía llegan a Mallorca, donde las fuerzas de seguridad mantienen extremas medidas de seguridad para atrapar a los autores del atentado terrorista del pasado jueves

Los Reyes han llegado este sábado a Palma de Mallorca procedentes de Madeira (Portugal), donde se encontraban de viaje oficial cuando se produjo el atentado del pasado jueves en Palmanova en el que fallecieron dos guardias civiles. "Hay que darles en la cabeza y continuar hasta acabar con ellos", ha declarado el Rey a los periodistas en referencia a la banda terrorista ETA.

El avión que trasportaba a los Reyes ha tomado tierra en la base militar Sont San Joan poco después de las 19.30. Los Reyes han conversado durante más de cinco minutos con el presidente del Govern, Francesc Antich, con el delegado del Gobierno en las islas, Ramón Socías y el resto de autoridades de las islas que le esperaban a pie de pista. Los Reyes han trasmitido de primera mano el pésame al coronel jefe de la Guardia Civil en Baleares, Basilio Sánchez.

"Estoy encantado y segurísimo", ha asegurado el Rey en respuesta a un periodista que le ha preguntado si tenía miedo de llegar a las islas. Palmanova está situado a tan solo ocho kilómetros del palacio de Marivent, residencia estival de don Juan Carlos y doña Sofía.

Los Reyes han abandonado Sont San Joan en un automóvil conducido por el propio monarca, en dirección a Marivent. La Familia Real no ha modificado sus planes estivales, y como años anteriores, compaginará su estancia en Mallorca las actividades oficiales y el descanso, sin olvidar el deporte náutico, con la participación de Don Juan Carlos y Don Felipe en las competiciones de la 28 Copa del Rey de Vela que tendrán lugar la próxima semana en la Bahía de Palma. Además, la Reina, acompañada por Doña Elena y Doña Cristina, viajará mañana a Atenas para asistir al bautizo del quinto hijo de su sobrino Pablo de Grecia, si bien tiene previsto regresar al cabo de unos dos días a Mallorca, informa EFE.

Mientras, la Policía mantiene exhaustivos controles de seguridad en todos puertos y en el aeropuerto de Palma, y prosiguen las investigaciones para detener a los etarras que cometieron el atentado terrorista del pasado jueves y que acabó con la vida de los guardias civiles Diego Salvá Lezaun y Carlos Sáenz de Tejada . Según explicó ayer el delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socías, el objetivo es que "nadie abandone la isla sin haber sido identificado correctamente".

Burgos despide a Sáenz de Tejada

Cientos de personas han asistido en Burgos a la misa funeral en memoria de Carlos Sáenz de Tejada, guardia civil burgalés fallecido en el atentado del pasado jueves en Mallorca. Este oficio estuvo presidido por nueve sacerdotes ,en representación del arzobispo castrense y el arzobispo de Burgos.

"Desde aquí trasladamos el apoyo a la familia de Carlos y agradecemos a todos los burgaleses su respuesta ante el atentado", señaló uno de los sacerdotes, quien añadió que "esperamos que éste sea el último asesinato de ETA y que ninguna familia tenga que volver a pasar por esto nunca más".

La liturgia finalizó con un aplauso prolongado en el tiempo y gritos de apoyo a la Guardia Civil. A continuación, el féretro, que estuvo custodiado en el interior del templo por cuatro guardias civiles, fue portado a hombros hasta el cementerio de la ciudad, donde recibió sepultura en el panteón familiar en la más estricta intimidad. (OTR/PRESS)

Más información