Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo modelo de financiación

Aprobada la nueva financiación con la abstención forzosa de las comunidades del PP

Son diez votos a favor y siete abstenciones.- Beteta reitera que Madrid hubiera votado en contra de no haberlo impuesto Rajoy

A las 8.30 quedó aprobado el nuevo modelo de financiación autonómica con diez votos a favor y siete abstenciones. Dieron el Andalucía, Cataluña, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, Asturias, Baleares (socialistas), Canarias (CC y PP), Ceuta (PP) y Cantabria (PRC y PSOE). La abstención la marcaron siete comunidades del PP: Madrid, Valencia, Galicia, Castilla y León, Murcia, La Rioja y Melilla. Las autonomías del PP realizaron un discurso muy crítico con el modelo aprobado aunque optaron por la abstención, ya que la dirección del partido consideró más coherente la votación es ese sentido para justificar que después firmarán y cogerán el dinero.

Al término de la reunión, el consejero de Economía de Madrid, Antonio Beteta, aseguró que si no se lo hubiera indicado la dirección del partido hubieran votado en contra. "Se puede decir más alto pero no más claro", ha indicado Beteta, quien se ha quejado de los "privilegios" que ha tenido ERC en la negociación del nuevo modelo y ha calificado la reunión como una "sesión de terapia para grupos". El responsable madrileño de Economía ha indicado que el acuerdo es perjudicial para España. "Que hay más dinero sobre la mesa es verdad, pero no se reparte de modo justo ni equitativo; que ha habido tortura estadística es un hecho, porque para conseguir que un catalán valga lo que dos madrileños ha habido que torturar mucho las cifras; que Madrid, cuyos ciudadanos son los que más impuestos pagan, sea la única que, en este sentido, sigue estando por debajo de la media, es algo intolerable", ha añadido.

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, había manifestado por la mañana su criterio de votar en contra aunque estaba abierta a otra posibilidad si "una instrucción de la dirección nacional" ordenaba otro sentido del voto. La instrucción llegó en la línea de la abstención.

Sin votos en contra

El Gobierno ha dado una visión más positiva del resultado final. Los vicepresidentes Elena Salgado y Manuel Chaves han resaltado que el modelo no ha recibido ningún voto en contra y han dicho que con él todas las autonomías ganan y ninguna pierde. El secretario de Política Económica y Empleo del PSOE, Octavio Granado, ha calificado el acuerdo como "bueno para la salida de la crisis".

Andalucía ha recibido el acuerdo con gran satisfacción. La consejera de Economía y Hacienda de la Junta, Carmen Martínez Aguayo, se ha mostrado "satisfecha" porque se "colman las expectativas" de esta comunidad tras resolver los "flecos menores" que quedaban por cerrar. El Gobierno catalán ha quedado también especialmente satisfecho con el acuerdo. "El modelo es el que conviene a Cataluña, pero a la vez es el mejor modelo para España", ha subrayado el consejero de Economía de esta comunidad, Antoni Castells, para quien habrá "un antes y un después de la aprobación" porque permitirá entrar en "una etapa de estabilidad".

Más coherencia

Antes de que la dirección del PP impusiera la abstención, en una reunión interna del PP, las comunidades de Madrid, Valencia y La Rioja se decantaban por el no, en tanto que Galicia y Murcia recomendaban el sí. Finalmente el líder del PP ha considerado más coherente abstenerse por cuanto que en un momento posterior, cuando se reúnan las comisiones bilaterales de transferencias, es decir reuniones a solas entre el Estado y las comunidades, las del PP cogerán el dinero.

Rajoy ha asegurado esta tarde en Málaga que suponía que las comunidades autónomas de su partido se abstendrían "porque no tienen claro algunos extremos y quieren seguir negociando con el Gobierno". El líder del PP ha anunciado que registrará en el Congreso una solicitud de reunión de la Diputación Permanente para que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, diga "cuánto se llevará cada comunidad en este acuerdo de financiación".

Poco antes de la reunión, socialistas y populares se han cruzado invectivas sobre el cierre del modelo. El PSOE ha criticado al PP por rechazar el sistema en tanto que en el siguiente firmarán para salir beneficiadas. Esta es la denuncia que ha hecho Guillermo Fernández Vara, presidente extremeño, que hasta muy última hora había mantenido muchas reservas sobre si apoyar el nuevo modelo. Después, todos los presidentes socialistas proclamaron que el acuerdo beneficia a toda España, en tanto que el PP, a través de María Dolores de Cospedal, ha venido asegurando durante el día que la perjudica, incluida a Cataluña.