Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Si fuese Bárcenas habría dimitido"

Entrevista a Antonio Basagoiti, presidente del PP vasco

En vísperas de su nueva reunión con el lehendakari y a punto de cumplir un año -el 12 de julio- como presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti (Madrid, 1969) reflexiona sobre la situación de Euskadi, su pacto con los socialistas y lanza uno de los mensajes más rotundos salido de un dirigente de primera fila del PP sobre la situación de su tesorero, Luis Bárcenas.

Pregunta. La unidad que inicialmente mostraron los partidos tras el asesinato del inspector Puelles se ha vuelto a quedar acallada por el coro de los reproches y las acusaciones.

Respuesta. Empezó el PNV y el PSE se ha enredado en unos reproches que no tienen ningún sentido y no van a ningún lugar. Lo que hace falta es mantener la unidad en dos direcciones: el reconocimiento, afecto y cercanía a las víctimas y la derrota del terrorismo para que no tenga ninguna esperanza de cumplir sus objetivos. Ahí hay que moverse. Empiezo a intuir que el PNV está con el vértigo que tuvo en Ermua. Han pensado erróneamente que la movilización contra el terrorismo es una movilización contra el PNV, y eso es mentira. Es hacerse la víctima sin serlo. Una cosa son los terroristas y otra los partidos democráticos.

P. ¿Han faltado esfuerzos por parte de socialistas y PP para sumar al nacionalismo a una unidad realmente eficaz contra ETA?

R. Puedo hablar por mí. Nosotros estamos dispuestos a una unidad con los partidos democráticos para acabar con ETA. Esta situación ha tenido más que nada que ver con el miedo del PNV a que una mayor reacción contra el terrorismo más firme y expresa pueda volverse contra ellos, pero esa no es la verdad. La sociedad vasca, independientemente de la velocidad de cada uno, quiere que nos deshagamos del terrorismo cuanto antes. La unidad hay que mantenerla porque es la demostración ante ETA de que no tiene oportunidades. Si nos peleamos, ETA se frota las manos.

P. ¿Ve alejada el PP toda preocupación de que el Gobierno pueda intentar algún tipo de negociación o diálogo con ETA?

R. Estamos vigilantes y nuestra función en el acuerdo de gobierno con el PSE es que el cambio se produzca de verdad y se pase de una política de componendas con el ámbito de Batasuna a otra que les haga ver que no tienen oportunidades en sus planteamientos. Creo que los primeros pasos dados por el Gobierno de López van en la buena dirección y apuntan que no se está yendo por la negociación, sino por la deslegitimación del terrorismo y la detención de los terroristas. Hay que guiarse por los hechos, más que por las insinuaciones o las sospechas. Y los hechos son que los pasos dados por López van en la buena dirección.

P. ¿El PP va a llevar su petición de que se actúe contra Iniciativa Internacionalista más allá de la retórica?

R. Sí. Quiero que Rajoy y Zapatero hablen de qué pasos hay que dar desde el punto de vista político o institucional para colocar fuera de las instituciones o del panorama político normal a aquéllos que se ha demostrado que están amparando el crimen. Y quiero que ambos den muestras de unidad y sentido común acordando la salida de ANV de los ayuntamientos. Es muy importante que en una cuestión en la que nos hemos peleado hace poco porque nosotros defendíamos un método y el Gobierno otro demostremos que lo que hemos hecho en el País Vasco tiene más sentido todavía para acordar estas cuestiones sensibles en la política antiterrorista y la consecución de las libertades.

P. Sigue habiendo una distancia notable entre ustedes y los socialistas sobre cómo actuar con los ayuntamientos de ANV.

R. Tenemos que acortarla. Nosotros planteamos la disolución de los ayuntamientos y ellos una reforma legal que no sea una solución para ahora. También las distancias eran muy importantes entre el PSE y el PP vasco y las hemos acortado. Que nos pongamos de acuerdo en esa fórmula es un mensaje edificante y es liberar a los ayuntamientos vascos de la lacra de unos alcaldes o concejales que no se han separado del terrorismo. Y tienen que hacerlo conjuntamente. Siempre es mejor que el mensaje sea unitario entre los dos principales partidos de España a que cada uno vayamos por nuestro lado.

P. ¿Lo ha hablado con Rajoy?

R. Lo he hablado con Rajoy en privado, en el comité ejecutivo nacional y estoy convencido de que así va a ser. Espero que en próximas fechas se pueda avanzar en esa dirección. Dentro de la deslegitimación del terrorismo es muy importante que no se vea como normal que esté representando a los ciudadanos alguien que aplaude los atentados o no los condena.

P. ¿Rajoy le va a hacer alguna propuesta a Zapatero en ese sentido de inmediato?

R. Lo primero es que hablen de ese tema y cuanto antes. No puede haber ninguna puerta abierta para los partidos de Batasuna de cara a las municipales. Si esa puerta está abierta son varios pasos atrás en la normalidad del País Vasco.

P. El PP vasco está haciendo un notable esfuerzo por marcar un perfil propio para no quedar apagado por la acción del Gobierno de López.

R. No me preocupa especialmente. Lo que me preocupa es que ese cambio que ejecuta López y que posibilitan el PP y el PSE sea un cambio normal y constructivo. Me importa que la ciudadanía lo vea con la tranquilidad que se tiene que ver. Estoy más preocupado por el fondo que por el posible rédito político.

P. ¿Una vez que ha arrancado el Gobierno se han quedado huérfanos de discurso, más allá de reiterar que el PP da la mayoría absoluta al lehendakari?

R. No. Tenemos un discurso distinto en economía, en energía, un discurso más claro en asuntos en que el PSE navega con ambigüedad, como la libertad lingüística. Tenemos nuestro perfil, pero no estoy preocupado por eso, sino por que el cambio salga bien.

P. El apoyo del PP a los presupuestos de López se da por hecho. Sus reclamaciones parecen más de cara a la galería.

R. Tengo la mejor disposición de aprobar esos presupuestos en una situación de crisis. En una situación de crisis como la que estamos hay que arrimar el hombro, pero prefiero arrimarlo en la buena dirección. Quiero empujar al Gobierno socialista a hacer los mejores presupuestos posibles y creo que esos son unos con la menor deuda posible y el recorte de gastos después de 30 años de fastos, lo más destacado. Donde el PP aplica fórmulas económicas se nos critican muchas cosas, pero suele funcionar. Voy a hacer todo lo posible por aprobar ese presupuesto y no manejo otra opción que aprobarlo, pero quiero que seamos lo más rigurosos posible.

P. ¿Qué echa en falta en este más de un mes de acción de Gobierno vasco?

R. En el País Vasco se están haciendo cosas que son tan naturales y racionales que extrañamente se están alabando, porque venimos de tanta anormalidad que lo normal se destaca. Quizá echo en falta reflejos del Gobierno con las cuestiones que afectan todos los días a los ciudadanos. Tiene que estar más atento a los asuntos económicos más allá del gran diálogo social, a las cuestiones de infraestructuras. Se tiene que engrasar, pero es normal.

P. Mañana se reúne con el lehendakari. ¿Con qué intenciones y propuestas va?

R. Voy fundamentalmente con la idea de que empecemos a sembrar el acuerdo presupuestario para que enviemos a la ciudadanía vasca un mensaje de estabilidad y tranquilidad. Voy con el espíritu más constructivo que se puede.

P.¿Hablarán de Álava?

R. No. El tema de Álava está en un plano distinto, el de los partidos. Yo con el lehendakari quiero ocuparme de lo que afecta a la vida de la gente todos los días.

P. Entonces, como presidente del PP vasco, ¿qué ha de ocurrir con Álava y cuándo?

R. En Álava hay que sustituir al PNV de manera inmediata, porque Álava va especialmente mal. Sus datos económicos son los peores de la comunidad autónoma y casi del conjunto de España. Ha aumentado el desempleo un 70% en el último año. En Álava hace falta un cambio ya porque se está demostrando que algunos están utilizando las diputaciones para poner palos en las ruedas del Gobierno de López. Hay una dinámica liderada por el diputado general de Vizcaya y seguida a pies juntillas por los otros dos para evitar que se estabilice este Gobierno. El mensaje de los diputados generales apunta a una deslealtad máxima.

P. ¿De manera inmediata es que se presentará la moción de censura antes de que el 15 de julio concluya el periodo de sesiones en las Juntas Generales alavesas?

R. Debe ser de manera inmediata por el bien de los alaveses y porque el Gobierno vasco pueda hacer su labor con tranquilidad.

P. Insisto. ¿De manera inmediata es antes del 15 de julio?

R. De manera inmediata es que quiero que sea cuanto antes, pero tenemos que cerrarlo con el PSE. No me puedo lanzar a una fecha.

P. ¿El PSE alavés está oponiendo más resistencias a ese cambio que la dirección socialista vasca?

R. Eso son cosas del PSE, no mías. El PP vasco tiene muy claro que esto es un tema capital por cómo está Álava y por qué están haciendo contra el Gobierno vasco los diputados generales.

P. ¿Si Xabier Agirre se va de vacaciones hasta septiembre sin moción de censura lo consideraría un fracaso?

R. Lo consideraré una mala noticia para Álava y, sobre todo, para Patxi López, porque estamos viendo cómo está actuando la dirección del PNV, no sus votantes, que creo que están espantados de dónde está yendo el PNV. Sus mensajes son todos que las diputaciones están contra Euskadi y no a su favor. Si en septiembre esto no se ha producido será una mala noticia para el Ejecutivo de Patxi López y para los alaveses.

P. ¿Y si pasa el tiempo y no se produce?

R. Siempre voy a defender ante el PSE que ese cambio se tiene que producir. Es imprescindible para que haya un poquito de normalidad institucional en Euskadi. Siempre voy a defender que Álava no puede seguir tan mal gestionada.

P. En política a veces no basta con defender las cosas. Hay que exigir.

R. Esperemos que no llegue a septiembre.

P. El PNV hace guiños al PP en el Congreso para acordar políticas frente a Zapatero.

R. El PP tiene que ser capaz de llegar a acuerdos con el PNV, con CiU o con el PSOE, pero no estoy dispuesto a que los acuerdos con el PNV supongan desestabilizar un Gobierno vasco que necesita toda la tranquilidad del mundo para emprender un camino hacia la convivencia y la libertad y superar la crisis.

P. ¿Rajoy comparte al cien por cien esa idea?

R. Al cien por cien. España lo que necesita de verdad son grandes acuerdos entre el PSOE y el PP. Si luego se suman PNV, CiU o demás partidos, mejor, pero nosotros tenemos que ser capaces de entendernos. Lo hecho en el País Vasco, demostrando que podemos llegar a acuerdos, tiene que ser una puerta abierta al conjunto de España. Tenemos que entendernos en política económica, en política internacional, en inmigración, en más asuntos.

P. Esa idea no encuentra mucho eco en sus filas a nivel nacional.

R. Al contrario. Creo que está encontrando muy poco eco en el PSOE. Quizás es normal, porque Zapatero viene de una política de aislamiento del PP. Tiene que cambiar el chip, porque el futuro de España es ése. El futuro de España está menos en la bronca permanente y más en pensar en los ciudadanos. Mi partido y Rajoy están absolutamente dispuestos en esta idea.

P. ¿El pacto en Euskadi está suficientemente blindado como para resistir tres años de enfrentamientos entre Zapatero y Rajoy?

R. Sí, sin ninguna duda. Lo que estamos haciendo en Euskadi es muy importante porque tenemos que demostrar que el País Vasco no era propiedad de nadie y que se puede gobernar con otras ideologías. Y es una oportunidad para darle la puntilla al terrorismo. Y eso es mucho más importante que si Zapatero saca tres escaños más o Rajoy seis por Castilla y León o por Andalucía.

P. ¿Luis Bárcenas debería dimitir?

R. Yo en su caso habría dimitido.

P. Pues el PP y el propio Rajoy han emprendido una huida adelante en su defensa.

R. Rajoy lo está haciendo bien. Una cosa es lo que parece que pinta y otra que cuando uno habla de acusaciones tan graves no se puede guiar por lo que parece, sino por la justicia. Yo no dudo de su inocencia cuando digo que yo dimitiría, pero el partido y Rajoy tienen que ser capaces de mantener una posición coherente. Y la posición coherente es que no se puede crucificar en plaza pública a alguien sobre quien aún no se ha demostrado nada.

P. El PP está siendo todo menos coherente. Aplica un rasero con Bárcenas y Camps que no aplica en otros casos.

R. Sí lo está siendo, porque el PP está haciendo dos cosas: respetar la presunción de inocencia con acusaciones muy graves que no han sido demostradas y defenderse de una táctica del rival para intentar destruirnos. Camps es una persona absolutamente honorable, y no hay más que ver cuál es su nivel de vida.

P. Habla de Camps. ¿Pondría la mano en el fuego por Bárcenas?

R. Yo pondría la mano en el fuego por mi mujer y mis tres hijas. Y con esto no prejuzgo nada. Si él defiende su inocencia hay que respetarla. No se puede crucificar a un hombre sin haber tenido un juicio.

P. ¿Tras casi un año al frente del PP vasco se siente libre de la sombra de María San Gil y Jaime Mayor?

R. Me siento muy orgulloso de formar parte del partido que ellos han presidido. El PP vasco ha hecho lo que tenía que hacer en cada época. Ahora es otro momento. El PP vasco tiene que llegar a más gente, abrirse mucho más. Y en eso cuento con todos.

P. ¿Qué margen le da al Gobierno de López para que empiece a tomar medias concretas en cuestiones estratégicas para el PP: educación, lengua, economía...?

R. Lo que hay que pedirle es que cumpla los principios que pactamos. Hay que darle cien días. Estoy convencido de que cumplirá.