Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón envía a prisión a dos detenidos por poner artefactos en un repetidor de Álava

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha enviado a prisión a Jokin Zerain y Ander Arrue, detenidos el pasado martes en Vitoria por actos de violencia callejera, entre ellos la colocación de dos artefactos explosivos contra una instalación telefónica el pasado 11 de mayo en Mendibil (Alava).

En el auto de prisión, Garzón acusa a los dos de delitos de estragos terroristas y depósito de sustancias y artefactos explosivos incendiarios. Además de los dos artefactos de Mendibil, les imputa otros sabotajes de violencia callejera, entre ellos un ataque al 'batzoki' (local social del PNV) de la calle de las Juntas Generales, en Vitoria. A Zerain -una de las 11 personas juzgadas la semana pasada en la Audiencia Nacional por facilitar información a ETA y que, al igual que los otros acusados, pactó una condena de dos años de cárcel- le atribuye la confección de esos artefactos y a Arrue, la adquisición de sus componentes (bombonas y aerosoles).

Según el relato de Garzón, el pasado 11 de mayo, sobre las 22.30 horas, hicieron explosión los dos artefactos en el repetidor de telefonía de Mendibil, en Arrazua-Ubarrundia, "produciendo graves desperfectos" en su estructura. Los artefactos, explica el juez, eran de "tipo mixto" (explosivos e incendiarios) compuestos por una bombona, cartucho de gas, un bote de aerosol de gas y dos cohetes pirotécnicos y, "al no estallar en la forma prevista por los presuntos autores, produjeron destrozos de escasa entidad". De haber estallado correctamente, añade, los daños en la zona "habrían

sido cuantiosos", "con interrupción de las comunicaciones de la compañía Vodafone".