Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP desautoriza al senador que dudó de la lealtad de los soldados musulmanes de Ceuta y Melilla

Los partidos islámicos obligan al popular Luis Peral a pedir públicamente disculpas

El senador del PP Luís Peral puso en duda en la cámara alta la lealtad de los soldados de origen marroquí del Ejército español. Todas las fuerzas políticas se le echaron rápidamente encima. Primero fueron los partidos musulmanes de Ceuta y Melilla, secundados después por los responsables populares de ambas ciudades y también el PSOE se sumó a la reprobación. Peral acaba de pedir disculpas.

Peral evocó el lunes, en la comisión de defensa del Senado, la Marcha Verde marroquí para adueñarse del Sáhara en 1975, la toma del islote de Perejil en 2002 y recordó también la permanente reivindicación de Rabat sobre las ciudades españolas en la costa africana. Se mostró a continuación preocupado por "la proporción creciente de soldados de origen magrebí que prestan servicio en las unidades de Ceuta y Melilla".

Constantino Méndez, el secretario de Estado de Defensa, dejó entrever su sorpresa. "No sé si me ha planteado dudas sobre la lealtad de nuestros soldados en Ceuta y Melilla", le dijo. "He creído entenderle eso; espero que no sea eso lo que haya querido decir", añadió. El senador le contestó que no se refería a la religión. Casi un tercio de la tropa destinada en Ceuta y Melilla es musulmana.

Palabras "hirientes"

Los dos principales partidos de oposición en las ciudades autónomas, Coalición por Melilla y Unión Democrática de Ceuta, ambos mayoritariamente musulmanes, tacharon las palabras de Peral de "agresión" y de "hirientes y cargadas de una profunda ignorancia". "Las manifestaciones vertidas sólo contribuyen a poner bajo sospecha a los soldados que profesan la religión islámica", señala en un comunicado Intercultura, una asociación musulmana melillense.

El presidente del PP en Melilla, Juan José Imbroda, también expresó su "rotundo rechazo" de las declaraciones de Peral aunque esgrimió algunas circunstancias atenuantes para el senador. Habló, según él, a "título individual" pese a que sus palabras pronunciadas en la comisión quedaron recogidas en acta.

Su homólogo de Ceuta, Pedro Gordillo, también desaprobó a Peral, pero lo hizo con más gracia. "Hemos escrito a nuestro partido y al senador le han llamado y le han dicho "quillo qué dices" (sic), y el senador ha rectificado públicamente", explicó en rueda de prensa el presidente de los populares.

El senador rectifica

El senador llamó a la agencia de prensa EFE e hizo una declaración en la que pide disculpas "por si alguien se ha sentido ofendido". Aseguró que sólo aludió a "un hecho estadístico". Los soldados de "origen bereber" -esta vez ya no les llamó magrebíes- "son españoles como el que más". Recordó el papel de las tropas rifeñas en la historia de España, pero no llegó a mencionar el que desempeñaron en la Guerra Civil.

Peral se mostró, por último, dispuesto a que sus palabras sean retiradas del diario de sesiones del Senado.