El debate sobre el estado de la nación

Rajoy en privado se ve vencedor "por goleada", ante la cámara baja la euforia

El líder del PP se muestra convencido de haber ganado el debate en un corrillo con los periodistas y es más cauto minutos después en la rueda de prensa

En un gesto muy poco habitual, que suele suceder cuando el resultado del debate no es el esperado, Mariano Rajoy se ha acercado a los periodistas al día siguiente del cruce e incluso ha ofrecido una breve rueda de prensa. Y ahí se ha producido un fenómeno extraño. En el corrillo, relajado y sin micrófonos, Rajoy se ha mostrado convencido de que él fue el vencedor del debate "por goleada". Pero pocos minutos después, ante las cámaras, y después de reunirse brevemente con sus asesores para ver qué mensaje lanzaba a los ciudadanos, el líder del PP se ha mostrado mucho más cauto. ¿Se considera vencedor del debate? le han preguntado. Rajoy ha evitado ser tajante y ha dicho en tono humilde: "Yo estoy muy contento de mi intervención, creo que el debate ha salido bien, pero ahora no me importa eso. Los que no han ganado el debate son los cuatro millones de parados".

Más información

El líder del PP estaba especialmente preocupado por destacar hoy que las medidas de Zapatero no valen y que el presidente se ha quedado solo en el Congreso. "Queda claro que hay alternativa y por el camino de Zapatero no se va a ninguna parte", insistía Rajoy, pero siempre sin ser tajante en su supuesta victoria. El líder del PP asegura que no le sorprendió el discurso inicial de Zapatero y no trastocó su estrategia.

Cualquier debate tiene dos fases. Se puede ganar dentro, pero no sirve de nada si en la batalla psicológica, la de los pasillos, se pierde. Y por eso diputados socialistas y populares se esfuerzan en estas horas por convencer a los periodistas de que ellos son los vencedores.

Sin embargo, lejos de las tesis más oficiales y entusiastas están los veteranos, los diputados que se pueden sincerar con tranquilidad porque lo miran todo con mayor distancia. Y entre ellos cunde la sensación de que Rajoy hizo una dúplica buena y tuvo algunos golpes de efecto como buen parlamentario que es, pero no ganó ni mucho menos un debate que tenía a tiro por los pésimos datos económicos y la mala imagen del Gobierno.

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado que su partido partido pedirá "que se mantenga y mejore la deducción por adquisición de vivienda que el PSOE ha anunciado ayer que iba a suprimir a partir del año 2011".AGENCIA ATLAS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50