Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imágenes exclusivas del hundimiento en Sant Boi

Una cámara de seguridad de un cuartel de la Policía próximo a las instalaciones deportivas registró el suceso que provocó la muerte de cuatro niños

Fueron unos segundos letales. Una cámara de seguridad del cuartel de la Policía Municipal de Sant Boi de Llobregat registró el hundimiento del campo municipal de béisbol de aquella localidad a causa de una ráfaga de viento que costó la vida a cuatro niños de entre 9 y 12 años. Ocurrió entre las 11.15 y las 11.16 horas del pasado 24 de enero.

La grabación está incorporada a las diligencias del caso que tramita el Juzgado de Instrucción 3 de esa localidad barcelonesa. En ella se aprecia cómo la cámara de seguridad se tambalea por la fuerza del viento, que alcanzó los 144 kilómetros por hora. Al fondo aparece el pabellón y apenas en cuestión de segundos se levanta toda la cubierta y se desmoronan las paredes del pabellón. En ese momento, había en las instalaciones 17 personas, que precisamente habían acudido al pabellón para protegerse del viento.

El perito designado por el juzgado presentó hace unos días un informe en que asegura que el edificio presentaba "defectos de construcción evidentes" que afectaban a su estructura y que, además, se edificó en 1992 incumpliendo dos normativas sobre edificación. Todo eso hizo que el edificio no reuniera "las condiciones precisas y necesarias de solidez y seguridad" por lo que suponía un "estado latente de riesgo".

El pabellón deportivo era un edificio rectangular de 24,40 metros de longitud por 12 de ancho, acabado con una cubierta a dos aguas que tenía entre 5,30 y 7,10 metros de altura. El perito sostiene que a causa de esa falta de solidez y seguridad por los defectos de construcción, "en cualquier momento y por cualquier circunstancia" se hubiera podido producir el hundimiento, al margen de la intensidad del viento.