Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El espionaje en la Comunidad de Madrid

La Fiscalía seguirá adelante con la investigación de los espionajes a Prada y Cobo

El Ministerio Público cree en su verosimilitud, por la coincidencia de los partes de vigilancia con las agendas de los populares

La Fiscalía de Madrid seguirá adelante con la práctica de diligencias en la investigación abierta a instancias de las denuncias presentadas por el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, y el diputado regional y ex consejero de Justicia Alfredo Prada por los presuntos espionajes que habrían sufrido en abril de 2008. Tras el carpetazo que el PP ha dado a la comisión parlamentaria que investigaba la trama de espionaje político en Madrid sin escuchar a los espiados- entre ellos, Cobo y Prada- el Ministerio Público cree en la verosimilitud de los seguimientos, que el Gobierno regional tacha de "falsos", por la coincidencia de los partes de vigilancias con las agendas de los populares, en alusión a la versión de los propios afectados.

El consejero de Interior del Gobierno regional, Francisco Granados, acusó a Prada -su antecesor en el cargo- de mentir a EL PAÍS cuando dijo que "su agenda coincidía punto por punto con lo que figura en los partes [seguimiento]". Prada, que aseguró que "no había mentido en ningún momento", había confirmado a este periódico que los partes recogían sus movimientos en los días de abril y mayo de 2008 en los que le habrían seguido. Y Granados sostiene que Prada mintió porque El Mundo ha publicado que algunos partes de seguimiento a Prada contienen incongruencias que desmontaría el caso, incongruencias que responden a un error en la transcripción de las fechas.

Además, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, sostuvo ayer que no cambiaba nada de lo que había dicho el primer día: "Creo que efectivamente, a mí, se me ha seguido". Manuel Cobo reiteró que, cuando tuvo conocimiento por EL PAÍS de la existencia de unos partes que reflejaban seguimientos a su persona, los cotejó con su agenda y comprobó que "todo era correcto".

Pruebas

La investigación sobre los espionajes al vicealcalde se podría judicializar en breve con motivo de la denuncia que interpuso el 20 de febrero ante un juez de guardia debido a la supuesta inactividad de la Fiscalía Superior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). En el escrito se incluían fragmentos de informaciones publicadas en EL PAÍS, como la del 10 de febrero, sobre la realización de unos informes caligráficos (vea el informe 1 y el informe 2) "que concluyen que los partes de seguimiento al vicealcalde corresponden al técnico de la dirección general de Seguridad de la Consejería de Interior y, en concreto, a José Manuel Pinto Serrano".

En el caso del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, los supuestos espionajes están documentados con fotografías tomadas en los viajes que realizó a Cartagena de Indias y Johannesburgo. El magistrado aprecia en estos seguimientos delitos de descubrimiento y revelación de secretos.