Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La trama de espionaje a altos cargos del PP

Gallardón también cree que las comparecencias son un "despropósito"

El alcalde de Madrid respalda la declaración de su concejal de Seguridad en la Asamblea en la que censuraba que se investigara a gobiernos anteriores al de Aguirre

La fractura en el PP de Madrid parece abrirse aún más tras la declaración de ayer en la Asamblea del concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, en la primera sesión de la comisión sobre la supuesta trama de espías a cargos del partido, en la que acusó al Gobierno de la Comunidad de intentar desviar la atención en la investigación. El alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, se ha sumado hoy a la polémica y ha afirmado que respalda los argumentos de Calvo. "Suscribo todo lo que han manifestado mis dos ex consejeros -en referencia también a Carlos Mayor Oreja-, y lo que yo tenga que decir lo diré allí cuando tenga que comparecer".

"Yo no sé qué están intentando ustedes investigar. Someter a investigación lo que se ha hecho durante los Gobiernos anteriores me parece un poco ridículo. El problema no está en las estructuras, ni en cuándo se crean sino en se les encargue aquello que no deben hacer", señalaba ayer Calvo ante la sorpresa del la bancada del Grupo Popular.

El concejal apuntaba directamente a las comparecencias de dos ex consejeros de Seguridad, Virgilio Cano y Carlos Mayor Oreja, que habían sido solicitadas por el PP y a la suya propia. Todos negaron que en sus etapas se realizaran labores de contravigilancia. "Estas comparecencias me parecen un despropósito; es como si cuando ocurrió lo de Luis Roldán -ex director de la Guardia Civil- se hubiera creado una comisión de investigación y hubieran llamado desde al duque de Ahumada (creador de la Guardia Civil en el siglo XIX)".

Críticas anteriores de Gallardón

Gallardón ya se había referido el pasado 21 de enero a la trama de espías durante su participación el programa 59 segundos de TVE . Sin culpar directamente a Esperanza Aguirre, sí que acusó entonces al consejero de Interior, Francisco Granados, de organizar una red ilegal. "No me parece lógico que un consejero monte un equipo de este tipo. Una comunidad no tiene competencia en seguridad y no puede tener un cuerpo parapolicial", afirmó el alcalde. Posteriormente, Gallardón aseguró que no volvería a hacer declaraciones sobre este asunto puesto que estaba siendo investigado por los tribunales.

Las portavoces del PSOE e IU en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez e Inés Sabanés, han afirmado hoy en que la primera jornada de la comisión el PP recibió un duro golpe por la comparecencia de Calvo. "Ayer el PP sufrió un importante varapalo con el conjunto de las comparecencias que hubo y con la intervención de Pedro Calvo en particular, porque los cuatro comparecientes pusieron de manifiesto que las tesis que intentó sustentar el grupo popular no eran ciertas", ha afirmado Menéndez.