Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un consejero de Camps da obras a una empresa con la que comparte un crédito

Construcciones Taroncher ha obtenido contratos menores de obras en la Consejería de Gobernación por unos 200.000 euros

Serafín Castellano Gómez (PP), consejero de Gobernación de la Generalitat valenciana por el PP ha adjudicado obras a dedo a la empresa Construcciones Taroncher y Asociados SL, cuya dueña es copropietaria con su mujer de unos terrenos rústicos en el término de Lliria (Valencia). Se trata de terrenos que también paga el político mediante un crédito compartido y solidario con su esposa y la dueña de la citada empresa. Construcciones Taroncher y Asociados SL es propiedad de María Ángeles Gónzalez García y de su hijo Daniel. El apoderado de la empresa es José Miguel Pérez Taroncher, de 57 años, amigo personal del consejero, compañero de cacerías y partidos de pelota.

La constructora tiene su sede en la Pobla de Vallbona, a 25 kilómetros de Valencia, cuenta con cinco empleados, y entre 2007 y 2008 ha obtenido contratos menores de obras en la Consejería de Gobernación por unos 200.000 euros. Las obras han tenido lugar en la sede oficial del consejero y en el Centro de Emergencias y Coordinación 112 de la L'Eliana, dependiente también de esa consejería. Algunas autorizaciones de obras llevan la firma del propio consejero Serafín Castellanos, un ex zaplanista alineado hoy con el presidente Francisco Camps. Desde el año 2000 la constructora ha facturado alrededor de 7 millones de euros, en su mayoría con el Gobierno del PP valenciano.

El 25 de abril de 2008 Nuria Fundamento Rioja Rioja, esposa del consejero de Gobernación, y María Ángeles Gónzález García, la dueña de la constructora, escrituraron ante notario la compra de una finca de naranjos de dos hectáreas y sesenta y dos áreas en el término de Lliria. Nuria Rioja está casada en régimen de gananciales, por lo que el político también es propietario de los terrenos, y María Ángeles González en separación de bienes, según señala la escritura.

El mismo día de la compra de estos terrenos el consejero del PP Serafín Castellano acompañó a su esposa a la notaría de Lliria donde se escrituraron. Y en esa misma notaría Castellano, su esposa Nuria Rioja y la dueña de la constructora María Ángeles González García firmaron los tres ante el mismo notario un préstamo hipotecario y la garantía de la finca de naranjos.

Serafín Castellano reconoce a EL PAÍS que ha otorgado obras a dedo a la citada empresa y se explica así: "Se ha reformado el edificio de la Consejería y habilitado despachos para los altos cargos, incluyendo el mío. Es posible que esa empresa haya hecho parte del trabajo, pero en absoluto la he beneficiado. También han participado otras empresas. No tengo nada que esconder. Sobre esto, ética y estéticamente cada cual puede dar su opinión".