Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La red de corrupción vinculada al PP

El Gobierno no responderá a la ofensiva del PP contra la Justicia

Zapatero considera que es "fruto del momento y de la exageración" y aboga por esperar "a que las aguas vuelvan a su cauce"

Jose Luis Rodriguez Zapatero, durante su discurso ante la Asociación Europea de Periodistas.
Jose Luis Rodriguez Zapatero, durante su discurso ante la Asociación Europea de Periodistas. REUTERS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado que los furibundos ataques del PP a la Justicia, su amenaza de ruptura del pacto de Estado sobre la materia y sus intentos de recusar al juez Baltasar Garzón por la cacería con Mariano Fernández Bermejo "son fruto del momento y de la exageración". "No vamos a responder, esperamos que la cosas tranquilamente vuelvan a su cauce", ha anunciado el presidente durante un encuentro con la Asociación de Periodistas Europeos celebrado esta mañana en Madrid.

"No hay que atacar a los demás para resolver problemas propios, no se consigue casi nada, debería servir de lección", ha dicho el presidente y líder del PSOE a los populares. A su juicio -y por experiencia propia cabría añadir-, "cada cierto tiempo un partido tiene un problema de envergadura y lo debe resolver con paciencia". Ante la postura adoptada por el PP, Zapatero ha pedido "mesura y tranquilidad" y ha garantizado a los ciudadanos que "el Estado de Derecho funciona en este país bien y la ley es para todos", tanto para dar cuentas, como en las garantías de la defensa.

El PP, acosado por los escándalos que llegan a las portadas de algunos periódicos -la mitad de la prensa conservadora silencia el caso- se defendió ayer atacando, de manera muy similar a la del PSOE en 1992, cuando estalló Filesa. Entonces, los socialistas recusaron al juez, Marino Barbero, y arremetieron contra él. El líder del PP, Mariano Rajoy, cargó contra la fiscalía -"Nunca, ni con Suárez, Aznar o González, se hizo un uso tan partidista de la fiscalía"-, contra Interior -"Se detiene a militantes del PP con policías encapuchados a los que se les hace un daño irreparable, y luego son puestos en libertad. Es evidente el distinto rasero"-, contra el ministro de Justicia -"El fin de semana en el que se hicieron públicas algunas filtraciones del sumario, se ha ido de cacería con el juez de la Audiencia Nacional que instruye este sumario. Es un acto obsceno. Liquida la calidad de la democracia, es inaceptable en la octava o novena potencia del mundo"- y contra Garzón -"El PP cree que el juez Garzón debe abstenerse en esta causa en beneficio de la credibilidad y de la imparcialidad de la Justicia"-.