Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La red de corrupción vinculada al PP

Garzón acusa a los tres cabecillas de la red de sobornar a cargos públicos en favor de sus empresas

El juez dicta prisión incondicional contra Francisco Correa, presunto 'cerebro' de la red, su primo Antoine Sánchez y el ex secretario de Organización del PP en Galicia, Pablo Crespo

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón acusa a los tres cabecillas de la trama de corrupción que salpica al PP enviados anoche a prisión de "sobornar a funcionarios y autoridades públicas" a través de "regalos" y "cantidades de dinero" para mover su "voluntades" con el objetivo de favorecer a sus empresas. El auto de prisión del juez sitúa a Francisco Correa como cerebro de la red que hasta el momento ha llevado también a la cárcel a su primo Antoine Sánchez y al ex secretario de Organización del PP en Galicia, Pablo Crespo. A los tres les acusa de establecer un "conglomerado de empresas para nutrirse de fondos de entidades públicas, en particular de ayuntamientos y Comunidades Autónomas". Garzón decretó ayer prisión incondicional para los tres.

El auto del juez afirma que se está investigando la identidad de los cargos públicos objeto de las "dádivas" de los tres encarcelados. Garzón defiende que el "grupo organizado" perseguía la obtención de "contratos, eventos y actividades en detrimento de otras personas y empresas que no utilizaban las mismas prácticas". El juez de la Audiencia Nacional ve además indicios de defraudación fiscal, movimiento de dinero en el extranjero y un entramado para colocarlo en paraísos fiscales.

Garzón describe un entramado en el que sobre una estructura nacional "se superpone una estructura internacional integrada por sociedades constituidas en Inglaterra y Holanda (...) Dichas sociedades, ubicadas en el exterior, son a su vez participadas por entidades creadas en paraísos fiscales o territorios no cooperantes".

Quién es quién

Garzón dedica en su escrito un apartado especial a Correa, del que dice "da instrucciones al resto de integrantes de la organización; lleva a cabo una supervisión directa (...); controla las cuentas que dispone en Suiza; y, ordena la contratación de productos financieros o la obtención de moneda extranjera". De Pablo Crespo, el auto dice que "lleva el control y funcionamiento de las empresas" y gestiona el "patrimonio personal" de Correa. Antoine Sánchez sería, según la investigación de Garzón, "pieza clave en la estrategia de desvinculación de Correa de las sociedades gestionadas" como "miembro de los órganos de administración", "titular de un porcentaje del capital" de las empresas vinculadas y "titular de las acciones al portador de las sociedades ubicadas en paraísos fiscales". Garzón aclara, no obstante, que Correa sufragaba con todos los gastos de su primo.

Por la tarde, el juez Baltasar Garzón ha dejado en libertad a Álvaro Pérez, conocido como El bigotes, informa Manuel Altozano. Garzón le obliga a comparecer cada semana en el juzgado y le ha prohibido salir de España. Pérez es responsable de la empresa Orange Market y fue arrestado en la noche del lunes en Valencia.

El magistrado dejó también libres ayer a la mujer de Correa, María del Carmen Rodríguez, y a Felisa Isabel Jordán, ambas ex administradoras de cuatro de las sociedades investigadas, con la condición de que acudan al juzgado una vez al mes. A Carmen Luis, que también se encontraba en la lista de imputados, ni siquiera le impuso esa cautela.