Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El hombre del tiempo' reclama 120.000 euros a su cirujano plástico

José Antonio Maldonado sufre un calvario en sus ojos desde hace un año tras una operación

El meteorólogo José Antonio Maldonado, durante muchos años el hombre del tiempo de Televisión Española, está pasando un calvario con sus ojos. El popular presentador reclama 120.000 euros a su cirujano plástico por una supuesta negligencia médica que está obstaculizando seriamente su vida. En concreto, está muy disgustado con el resultado de una operación de blefaroplastia (eliminación de las bolsas de los ojos) a la que fue sometido el año pasado en una clínica privada de Madrid, según fuentes cercanas al popular presentador.

El autor de la operación es el cirujano Vicente P. P., quien, según los citados medios, dibujó a Maldonado la operación como una tarea muy sencilla, y le aseguró que se sentiría perfectamente pasadas unas semanas. Pero aquellas palabras se las llevó el viento. Ha pasado un año desde la intervención y no cesan las molestias y escozor en los ojos del presentador. Su actividad profesional también se ha resentido.

El hombre del tiempo entiende, siempre según los citados medios que, por la razón que sea, impericia o una técnica desafortunada, la intervención le ha provocado una lesión en la piel de los párpados que le genera gran malestar. Y lo que es peor: no puede cerrar los ojos completamente, con naturalidad. Las molestias son casi diarias y fundamentalmente en las primeras horas del día, lo que, ante la falta de una alternativa terapéutica, le obliga a emplear remedios caseros (manzanilla) y, en ocasiones, hasta analgésicos para atemperar el dolor.

Los focos y estar delante del ordenador le genera escozor y lagrimeo. Todos los remedios que le han aconsejado otros médicos para mitigar las molestias han sido estériles. Incluso está teniendo grandes dificultades para dormir, ante la imposibilidad de cerrar los ojos. Tan es así -señalan los citados medios- que, aparte de pomadas, algunas noches se ve forzado a acudir al esparadrapo para cerrar los párpados, que no se cierran enteros por la tersura de la piel, y conciliar el sueño.

La fallida intervención le ha obligado, además, a llevar gafas de sol para eludir el lagrimeo que brota en sus ojos durante el día, y que también constituye un obstáculo para conducir.

Especialmente duras para Maldonado fueron sus apariciones en televisión durante varios días del pasado verano, cuando tuvo que informar del tiempo en Santander, a la intemperie y fuera de un plató. El presentador tuvo que interrumpir varias veces la emisión debido a las lágrimas que constantemente afloraban en sus ojos. "Fue un auténtico martirio para él", señalan los citados medios. Como también lo fue la grabación de un espacio publicitario, que también hubo de interrumpir ante la inflamación que aquejaba a sus ojos y que el maquillaje era incapaz de simular. Desde la operación, Maldonado ha visitado una decena de clínicas oftalmológicas, pero las molestias continúan. Le ha sugerido la posibilidad de pasar de nuevo por el quirófano. La fatídica intervención le costó cerca de 5.000 euros.

El popular presentador se va a querellar por supuesta negligencia contra el cirujano y la clínica en la que fue intervenido, y a la que exige una indemnización de 120.000 euros.