Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

98 argelinos ahogados en 2008 cuando intentaban emigrar a Europa

El número de muertos aumenta un 60% con relación a 2007

98 emigrantes clandestinos parecieron ahogados el año pasado en aguas de Argelia. El balance supone un incremento del 60% con relación a 2007 en el que sólo hubo 61 muertos. El dato acaba de ser proporcionado por la Marina Nacional argelina cuyos guardacostas recataron los cadáveres.

La mayoría de los emigrantes clandestinos detenidos se dirigía a España

La marina interceptó también, en 2008 y en el mar, a 1.335 aspirantes a emigrar de los que todos, excepto ocho, eran argelinos. La cifra de apresados en las aguas es sólo un 6% superior a la de 2007 (1.259). La edad de los detenidos oscila entre los 21 y los 29 años. La gran mayoría (87%) lo fue cuando navegan a bordo de embarcaciones artesanales mientras que a los demás les echaron el guante tras introducirse como polizones en barcos mercantes.

La mayoría (699) de los interceptados en 2008 lo fue en cuatro provincias costeras occidentales de Argelia (Ain Temouchent, Mostaganem, Tlemcen y Orán) por lo que se supone que su destino eran las costas de Andalucía, Murcia y Baleares. Otros 636 fueron capturados en la provincia oriental de Annaba de donde suelen zarpar hacia Cerdeña.

Un fenómeno reciente

La Marina Nacional es uno de los cuerpos de seguridad argelinos más transparentes, pero sus datos son incompletos porque no detiene a emigrantes en tierra, una tarea que incumbe a la Gendarmería Nacional que aún no ha comunicado sus cifras de 2008. Otros argelinos que perecen durante la travesía hacia Europa ni siquiera figuran en las estadísticas porque naufragan lejos de las costas de su país.

El pasado lunes, por ejemplo, tres emigrantes argelinos que navegaban a bordo de una embarcación a la deriva fueron rescatados cerca de Mallorca y el martes pasaron a disposición judicial. Serán muy probablemente expulsados. Las autoridades argelinas colaboran en la repatriación de sus ciudadanos que se suele efectuar en el ferry de Alicante a Orán.

El fenómeno de la emigración irregular por mar de Argelia a Europa es relativamente reciente y el Gobierno argelino dedica ahora muchos medios, hasta ahora con escaso éxito, en tratar de frenarlo.