El 66% de los madrileños, contrario a la privatización de la sanidad según una encuesta de la CECU

Los usuarios de los hospitales tradicionales valoran de forma "significativamente superior" el servicio que los adscritos a los nuevos

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) de Madrid ha presentado esta mañana la segunda parte de su estudio titulado La percepción de los hospitales públicos en la Comunidad de Madrid y que se centra en los ocho nuevos hospitales puestos en marcha recientemente. Su principal conclusión es que los usuarios de los hospitales tradicionales valoran de forma "significativamente superior" el servicio que reciben que los adscritos a los nuevos. En cuanto a la situación de la Sanidad en general, la encuesta revela que lo que más debe mejorar es el tiempo de espera (casi un 60% de los encuestados lo sitúa como la cuestión prioritaria) y lo más rechazo genera es la privatización (hasta un 66,4% se ha mostrado contrario a la política de Esperanza Aguirre), mientras que lo que más preocupa son los recursos sanitarios: un 44,4% cree que son insuficientes.

Este estudio, continuación del primero, presentado el 23 de abril, cierra el análisis sobre la sanidad pública que CECU Madrid ha venido realizando durante todo el año a raíz de "la puesta en marcha de los nuevos hospitales, la creciente privatización de determinados servicios sanitarios y la reestructuración de las áreas sanitarias", cuestiones que, según la organización, han creado "desconcierto, inquietud y numerosas quejas" de los usuarios de la sanidad pública.

Uno de los datos más relevantes de este segundo estudio -basado en una encuesta telefónica entre 865 madrileños realizada en octubre- es que los usuarios de los hospitales tradicionales valoran de forma "significativamente superior" el servicio que reciben que los usuarios adscritos a los nuevos hospitales. Los usuarios de los hospitales tradicionales puntúan el servicio recibido en su hospital de referencia con 3,78 puntos sobre un total de 5 posibles, mientras que los adscritos a los nuevos hospitales les dan 3,56 puntos. Para la CECU, esta diferencia es "significativamente superior", aunque la organización considera también que, en general, la valoración que hacen los madrileños de la calidad del servicio recibido en su hospital de referencia es "positiva", con una puntuación de 3,73.

64 minutos de media en Urgencias

Casi dos de cada tres entrevistados la consideran buena (51,5%) o muy buena (13,3%), mientras que el 17,6% la califica de regular y el 8,5% de mala o muy mala. Entre estos últimos, que la valoran como mala o muy mala, un 12,4% están adscritos a los nuevos hospitales madrileños, mientras que el porcentaje entre los no adscritos a estos centros es "signifcativamente inferior", con un 7,6%. En un plano más global, la sanidad pública está mejor que hace unos años para el 42,7% de los encuestados, igual para el 24,2% y peor para el 27%. Esta situación irá a mejor para el 42,2% de los encuestados, permanecerá igual para el 18,1% e irá a peor para el 26,7%. Los aspectos que los ciudadanos consideran urgente mejorar son los tiempos de espera (59,7%), el número de profesionales (52,2%), el número de camas (33,7%), la gestión u organización (25,2%) y los recursos materiales (14%).

Concretamente, la privatización de la gestión es la mejor vía para mejorar la Sanidad Pública madrileña para el 17,8%, frente al 66,4% -casi dos de tres entrevistados- que consideran que no lo es. La encuesta también ofrece datos sobre el servicio recibido por los usuarios desglosado en los adscritos a los nuevos hospitales y a los tradicionales. Así, el tiempo de espera en urgencias fue de 64 minutos de media, pero en los nuevos hospitales fue de 62 minutos, frente a los 65 minutos en los centros tradicionales. Para pruebas diagnósticas, la espera fue de 49 minutos de media, desglosada en 48 minutos en los nuevos centros y 49 minutos en el resto de los centros.

La valoración que los encuestados dieron a los profesionales sanitarios que les atendieron fue de un 4,10 (siempre sobre un máximo de cinco); la de la información sobre su dolencia que les dieron fue de un 3,98; la dotación de recursos materiales y tecnolóicos alcanzó un 3,78; la dotación de recursos humanos, un 3,6 y la gestión del hospital de referencia, un 3,54. Los usuarios de los nuevos centros, en general, valoran peor tanto la atención recibida como la información sobre su dolencia que le dieron los sanitarios y los recursos materiales y tecnológicos de sus centros, en consonancia con la peor percepción de la calidad del servicio recibido.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS