Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorprendido borracho el conductor de un autobús con 70 pasajeros

El hombre, que llevaba a familiares de presos a Quatre Camins, cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida

Cuando la policía le dio el alto, César G. M., 34 años, admitió que tiene problemas con la bebida. El hombre, conductor de autobús, acababa de poner en riesgo la vida de los 70 pasajeros que llevaba de Barcelona a la cárcel de Quatre Camins. César recorrió parte de los 30 kilómetros del trayecto en un severo estado de embriaguez. De hecho, la policía comprobó que multiplicaba, por cuatro, la tasa de alcohol permitida.

Los 0,68 miligramos por litro de aire aspirado hicieron que César condujera de forma "errática y brusca", haciendo eses y a una velocidad muy por debajo de lo normal. Los pasajeros -la mayoría de ellos, familiares de presos- se dieron cuenta de que estaban en serio peligro y avisaron a la policía. Una patrulla de los Mossos d'Esquadra se presentó en la parada de destino del autobús y constataron que el hombre presentaba signos evidentes de haber bebido: manos temblorosas, ojos vidriosos y un fuerte olor a alcohol.

El pasado martes, el conductor de autobús se enfrentó a un juicio rápido y aceptó la sentencia del juez, que le condena a un año y dos días de retirada del permiso de conducción, a 40 días de trabajos en beneficio de la comunidad y a abonar una multa de 1.080 euros.