Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcha atrás en la venta de Fuencarral

El dueño del mercado madrileño dice ahora que no se cierra

El propietario del Mercado de Fuencarral, RamónMatoses, comunicó el pasado miércoles por carta a los inquilinos que el complejo comercial seguiría abierto y les emplazaba a una reunión para hoy viernes "para hablar del proyecto futuro y aclarar" a los comerciantes de las tiendas posibles dudas sobre sus contratos en vigor.

Los comerciantes no salen de su asombro, ya que la directora de Marketing del recinto, Maribel Rivera, afirmó que se produciría el cierre del inmueble -3.000 metros cuadrados en tres plantas- al venderse a un fondo inmobiliario no identificado.

Lo cierto es que la gerencia del centro no tenía fácil el desalojo del mismo, ya que los inquilinos de los locales, especialmente a los que les quedan dos o tres años de contrato, habían anunciado su desacuerdo con las indemnizaciones que les había ofrecido, ya que no las consideraban proporcionales a las ventas ni al dinero que han invertido en sus negocios.

Algunos de los afectados han dado ya una señal, de entre 9.000 y 12.000 euros, para locales en la zona contigua de Triball, el proyecto creado para revitalizar los alrededores de la calle de la Ballesta. Ninguno de los comerciantes consultados sabe a qué atenerse, aunque algunos consideran que éste es un caso de mobbing inmobiliario.

La otra variable inmobiliaria de este caso es que la inminente peatonalización de un tramo de la calle de Fuencarral aumenta el valor del precio cuadrado de una calle, ya de por sí muy demandada por los operadores.