Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barroso apoya la participación de España en la cumbre del G-20

El presidente de la Comisión Europea alaba la experiencia española en gestión económica.- Madrid ya cuenta con el apoyo del Ejecutivo europeo y el de dirigentes como Sarkozy y Brown

España sigue sumando apoyos para participar en la cumbre sobre la crisis financiera que se celebrará en Washington el próximo día 15. El último llega del seno de Europa. El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha anunciado hoy su apoyo a la participación de España en la cumbre por entender que su presencia sería "muy útil" dada su experiencia en la gestión y en la supervisión financiera.

En rueda de prensa en el Palacio de Moncloa junto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras la reunión mantenida entre ambos, Durao Barroso ha reconocido que dicho apoyo no es sólo personal, sino que se trata del apoyo de la propia CE y de las instituciones europeas.

El presidente de la Comisión Europea ha subrayado que España es "una de las mayores economías del mundo" y un "ejemplo económico y social en las últimas décadas", además de ser un país "estrechamente ligado a la UE" que "ha sabido jugar de forma inteligente y con vocación de liderazgo".

Según la valoración de Barroso, España ya ha jugado un papel importante tras elaborar un documento "muy interesante" que se está estudiando en Europa con propuestas ante la crisis financiera. Barroso ha añadido que España es "un país que cuenta con una experiencia muy interesante en materia de gestión y supervisión financiera".

El presidente del Gobierno ha considerado, por su parte, que España debe estar en la cumbre porque "reúne unas cualidades muy singulares" para este encuentro. Según las palabras de Zapatero; "no hay intención de nadie para que España no esté" en la cumbre.

Más apoyos

No es el único respaldo que recibe el Gobierno español para formar parte del grupo de países que se reunirán en la capital estadounidense. Otros mandatarios europeos, como el presidente francés y de turno de la UE, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown, también han manifestado públicamente que son partidarios de la presencia de España en este encuentro internacional.

Zapatero y Barroso han analizado además cómo los países de la UE pueden adoptar nuevas medidas de forma coordinada ante la crisis. Como ya explicó el presidente del Gobierno el pasado viernes en El Salvador, la actuación coordinada es la única forma de garantizar su eficacia. Por eso los líderes europeos mantendrán en Bruselas una reunión extraordinaria el próximo día 7 para fijar su posición con vistas a la cumbre del G-20.