Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush pide compromiso con el mercado libre a los participantes en la cumbre de Washington

El presidente de EE UU cree que en la reunión se acordará "una serie común de principios", pero respetando "los mercados libres, la libre empresa y el libre comercio".

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha indicado que la próxima cumbre del G-20, que comenzará en Washington el 15 de noviembre, tendrá como objetivo principal establecer "una serie común de principios", que supondrán "un paso fundamental para evitar crisis similares en el futuro".

Bush ha destacado que estos acuerdos tendrán en cuenta la necesidad de "comprometerse" con "los fundamentos del crecimiento económico a largo plazo: mercados libres, libre empresa y libre comercio".

Sobre los participantes en la reunión, Bush ha señalado que, además de los líderes de las naciones G20, también acudirán el director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, el director del Foro para la Estabilidad Financiera, Mario Draghi, y el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon.

"Durante esta cumbre, discutiremos las causas de los problemas en nuestros sistemas financieros, apreciaremos el progreso que se está logrando para afrontar la crisis actual y comenzaremos a elaborar principios de reforma para cuerpos e instituciones reglamentarias relacionadas a nuestros sectores financieros", ha explicado el presidente estadounidense.

Sarkozy también apuesta por una cumbre con "decisiones concretas"

Desde Pekín (China), el presidente de turno de la Unión Europea, el francés Nicolas Sarkozy, ha asegurado que la cumbre internacional sobre la crisis financiera convocada para mediados de noviembre en Washington "tomará decisiones concretas".

En la rueda de prensa final de la séptima cumbre Asia-Europa (ASEM), el presidente francés ha indicado que el encuentro del 15 de noviembre no servirá sólo "para hablar". China y los otros miembros asiáticos invitados a la reunión de Washington -Japón por el G-7 y Corea del Sur e Indonesia por el G-20- han confirmado que participarán plenamente en la cumbre.