Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace el 'chulapo invisible'

Es el protagonista de una campaña de NN GG para denunciar los "agravios" de Zapatero hacia Madrid

Nuevas Generaciones (NN GG) del PP de Madrid ha iniciado hoy una campaña con la que pretenden denunciar los "agravios" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está cometiendo con la región al no reconocer en los Presupuestos Generales del Estado que la población madrileña ha crecido en 1,1 millones de personas en los últimos años. Tiene como protagonista a un atribulado joven vestido de chulapo que emula al hombre invisible, ya que tapa su rostro con una venda y oculta sus ojos tras unas gafas de sol. Ha nacido el chulapo invisible.

En el vídeo, de un minuto de duración y colgado cómo no en el portal Youtube, los jóvenes del PP, liderados por Pablo Casado, afirman que desde que Zapatero está en el poder la partida presupuestaria para Madrid ha bajado un 24%, lo que equivale a 9.000 millones de euros. Además, sostienen sin rubor que para Zapatero uno de cada cinco madrileños "son invisibles", es decir, 1,5 millones de personas que, de corporeizarse, supondrían una inversión de 1.000 millones de euros.

La campaña, bautizada con el nombre de El madrileño invisible, cuenta la historia de un joven con el rostro oculto por las vendas, a modo del clásico del cine de terror, y vestido de chulapo -dícese del habitante de los barrios castizos de Madrid que viste el atuendo tradicional madrileño, fijado por las zarzuelas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX como chaleco con clavel en la solapa, pantalones oscuros y ajustados, gorra negra a cuadros, botines y pañuelo blanco al cuello-.

"La pócima mágica del señor de La Moncloa"

El chulapo en cuestión camina por El Retiro y reflexiona sobre las ventajas de ser invisible, estado al que fue inducido por las malas artes no de una bruja, sino de "un señor" que habita en La Moncloa. "La gente piensa que lo de ser invisible es genial, colarse en el vestuario de las chicas, coger lo que quieres...", piensa en voz alta el desdichado joven sin cuerpo. "Esto es lo que pensaba yo antes de que aquel señor de La Moncloa me diera la pócima mágica", prosigue el protagonista de la campaña en referencia al líder del PSOE y presidente del Gobierno.

El madrileño invisible asegura que pensó que aquello "era una broma" y la compara con sorna con la que hizo el ministro de Industria -y a la sazón candidato a presidir la Comunidad de Madrid en las últimas elecciones regionales-, Miguel Sebastián, cuando prometió "regalar a los españoles bombillas de bajo consumo" para ahorrar. "Pronto me di cuenta de que la cosa iba en serio. Era invisible y créame, no es muy agradable que la gente pase de ti", asevera el protagonista, que ve cómo la gente, que ignora su presencia, se sienta encima de él mientras descansa en un banco del parque o parece que le van a abrazar cuando, en realidad, se dirigen a otro. Tras estas reflexiones, aparecen varios mensajes sobreimpresos en la pantalla, que terminan con un "1.000 millones anuales que no nos quiere dar".

Con esta campaña, los cachorros del PP se suman a la que lanzó este mismo lunes el PP regional con el lema El PP de Madrid, a la calle, también para arremeter contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y para responder "a las mentiras y la violencia" empleada por los socialistas madrileños en su labor de oposición. Esperanza Aguirre, que volvió a denunciar "violencia" sin explicar a qué se refería, fue el primer cargo público del PP en participar en ella. Con ambas iniciativas, el PP quiere difundir entre los ciudadanos de la supuesta "discriminación" a la que el Gobierno del Estado somete a la Comunidad de Madrid, denuncia que la presidenta repite como una cantinela y que La Moncloa ha negado una y otra vez.