Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Rusia buscan un nuevo espacio de seguridad

El presidente del Gobierno se ha reunido con su homólogo ruso.- Zapatero abogó por trabajar con este país para crear una "nueva arquitectura de seguridad" que ofrezca al mundo "un orden definitivo"

Dimitri Medvédev y José Luis Rodríguez Zapatero dialogan durante su encuentro hoy en San Petersburgo
Dimitri Medvédev y José Luis Rodríguez Zapatero dialogan durante su encuentro hoy en San Petersburgo EFE

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, apostó este miércoles por impulsar un "renovado" acuerdo de colaboración entre la UE y Rusia y abogó por trabajar con este país para crear una "nueva arquitectura de seguridad" en Europa que ofrezca al mundo "un orden definitivo". Zapatero se reunió este miércoles en el Palacio Konstantinovski de San Petersburgo con el presidente ruso, Dimitri Medvédev, y, según dijo en rueda de prensa, escuchó de su boca "palabras tranquilizadoras" sobre el cumplimiento del acuerdo alcanzado con la UE tras el conflicto que enfrentó en agosto a las tropas rusas y georgianas.

Medvédev aseguró, por su parte, que Rusia está cumpliendo el acuerdo que suscribió con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que le da diez días para retirar sus tropas de la franja de seguridad que separa el territorio controlado por Georgia de las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur.

En la rueda de prensa posterior, en la que ha estado presente el asunto de la vuelta a la guerra fría y las pretensiones regionales de Rusia, Zaptero ha comentado que "El próximo presidente de los Estados Unidos, sea quien sea, tiene una tarea prioritaria: una buena relación con Rusia, a través de la Unión Europea y con la Unión Europea, para evitar cualquier tentación, como se ha venido especulando en los últimos meses, de una vuelta a la guerra fría". Medvédev ha apostado por mejorar las relaciones internacionales, pero no ha abandonado el tono habitual de los representantes rusos y ha añadido que no "dramatiza" cuando la OTAN advierte a su país de que puede "mermar" sus relaciones con Rusia.