Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven madrileño necesita el 101,2% del sueldo para comprar una vivienda

El Observatorio Joven de Vivienda sitúa a Madrid como la quinta provincia más cara

Un joven madrileño necesita aportar un 101,2% de su sueldo a la adquisición de una vivienda este año en la región, según el último informe estadístico del Observatorio Joven de Vivienda en España, que sitúa a Madrid como la quinta provincia más cara para comprar una vivienda -por detrás de Vizcaya, Barcelona, Guipúzcoa y Baleares-. El informe del Observatorio, dependiente del Consejo de la Juventud de España (CJE), concluye que un joven necesita un salario de 3.300 euros mensuales para poder emanciparse por sus propios medios en España, según dados relativos al primer trimestre de 2008.

El documento, de periodicidad trimestral, contrasta los ingresos reales con los necesarios para acceder a una vivienda en el mercado libre actual. Según el sociólogo y autor del informe, Joffre López, de estos cálculos se infiere que para que un joven pueda acceder a una vivienda sin superar el 30% de endeudamiento, su sueldo debe ser un 180% más alto del actual, cifrado por el CJE en 1.182 euros al mes.

Menos de 40 metros cuadrados

Este promedio oscila -según López- entre el 64% de Extremadura y el 25% que necesita ganar de más un joven vasco para adquirir una vivienda en su comunidad autónoma. José Luis Arroyo, vicepresidente del CJE, ha señalado que la parte del salario neto que un joven dedica a su vivienda se ha establecido en el 83,8% para el primer trimestre de 2008, un 15% más que en 2007. Las provincias más caras para que un joven compre una vivienda este año son Vizcaya (donde se necesita aportar un 112,2% del sueldo), Barcelona (104,1%), Guipúzcoa (103,8), Baleares (101,5) y Madrid (101,2).

En el otro extremo se encuentran Teruel (44 por ciento del salario), Cáceres (46,2 por ciento), Ciudad Real (47,3) o Cuenca (48,3). Otro concepto que el Consejo de la Juventud ha introducido es el de "superficie máxima tolerable", es decir aquella que debe tener una vivienda sin que su coste de compra o alquiler supere el 30% de la renta de una persona joven", según Arroyo. Este año, la superficie máxima tolerable para un joven arroja unos resultados de 35,8 metros cuadrados en caso de compra y 39,9 en caso de alquiler.

Los datos demuestran también que el coste de acceso al mercado del alquiler se ha incrementado en los últimos años. El estudio destaca que el aumento del desempleo y el endurecimiento de los créditos, son las principales causas que dificultan la emancipación de los jóvenes españoles. Ante esta situación, los responsables del informe abogan por un cambio del modelo productivo que cree empleos estables y de calidad, ya que "unas malas condiciones laborales afectan de forma muy directa a la tasa de emancipación". España, junto a Italia y Portugal, posee una de las tasas de emancipación más tardías de Europa.