Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Henríquez de Luna, convencido de que se archivarán las imputaciones contra él por el 'caso Becara'

Granados considera que citar al concejal por las presuntas irregularidades en la licencia de la tienda "no tiene ni pies ni cabeza"

El concejal presidente de la Junta de Distrito de Salamanca, Iñigo Henríquez de Luna, se ha mostrado hoy convencido de que el juez archivará "lo antes posible" su imputación en el caso abierto por un presunto delito de tráfico de influencias en relación con la tienda de decoración Becara. Henríquez de Luna, conocido por su defensa de las primarias en el PP, se ha reafirmado en su opinión de que la denuncia contra él es "una venganza" de los denunciantes, la familia Goyeneche, porque la Junta Municipal "les ha precintado una oficina ilegal que tenían en la segunda planta" del mismo edificio en cuyos bajos se encuentra la tienda Becara, en el número 18 de la madrileña calle de Juan Bravo.

El concejal, que ha esperado unas tres horas y media a que concluyeran las anteriores comparecencias para prestar declaración ante el juez Santiago Torres, ha respondido a las preguntas del instructor del caso, así como a las del abogado de los denunciantes y al de la acusación popular del PSOE "de forma clara y contundente. "Estoy muy tranquilo y satisfecho, porque por fin he podido aclarar todos los extremos sobre esta desgraciada imputación en que me he visto incurso", ha subrayado a su salida del juzgado Henríquez de Luna, quien confía en que este caso "sea archivado lo antes posible, porque no tiene ningún tipo de fundamento jurídico".

El secretario general del PP de Madrid y consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, ha dicho ante los los Juzgados de la Plaza de Castilla que la imputación de Henríquez de Luna en el caso Becara "no tiene ni pies ni cabeza". El dirigente popular ha trasmitido al concejal imputado "el apoyo, el afecto y el cariño de todos los afiliados y de los cargos del PP". En su opinión "es absurdo que a alguien se le impute por la concesión de una licencia cuando esta persona no era ni siquiera concejal en el momento de concederse esa licencia". Por ello, ha expresado "absoluta perplejidad por estos hechos" y ha pedido al juez que aclare "cuanto antes" este asunto porque, "en el caso de la gente que se dedica a la política -ha dicho- existe la pena de banquillo, que luego no se soluciona con la absolución, porque el daño mediático ya esta hecho".

Otros imputados

El juez Santiago Torres, que instruye el caso Guateque, imputó el pasado julio al concejal Iñigo Henríquez en este procedimiento derivado, cuyo origen es una de las múltiples denuncias presentadas por la familia Goyeneche en relación a la tienda Becara y la comunidad de propietarios del edificio donde se encuentra la tienda. El escrito daba cuenta de un "trato de favor o cualquier otra circunstancia" hacia los propietarios de la tienda de decoración Becara.

Aunque los Goyeneche sostienen que Henríquez de Luna podría haber incurrido en un delito de tráfico de influencias, el concejal se ha declarado "absolutamente inocente" desde el principio y cuenta con el respaldo del gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón y de su partido. Henríquez de Luna asegura que la denuncia contra él es una "venganza" de la familia Goyeneche porque la Junta Municipal le precintó hace un año el despacho profesional que tenía en la segunda planta del mismo edificio en cuyos bajos se encuentra la tienda Becara. Además, el concejal ha asegurado tener "ninguna relación" con el ex diputado del PP Jorge Trías, apoderado de Becara, y ha mantenido que ninguna de las cinco licencias que ha solicitado ese local desde 1999 se ha tramitado en la Junta Municipal que preside.

El 24 julio, tras conocerse su imputación, Henríquez de Luna compareció a petición propia ante el pleno del Ayuntamiento de Madrid, donde defendió su "inocencia" y "honestidad", mientras que el PSOE reclamó su destitución.