Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
XIV Congreso Regional del PP

Aguirre, líder del PP de Madrid por cinco puntos más que hace cuatro años

La presidenta madrileña promete que su partido seguirá "ascendiendo" mientras el PSOE "cae en declive".- Cospedal: "El PP de Madrid es el corazón del partido".- Granados: "No vamos a rehuir el debate"

Esperanza Aguirre y María Dolores de Cospedal, junto a la propuesta como nueva vicesecretaria general de del partido en Madrid, Gádor Ongil.
Esperanza Aguirre y María Dolores de Cospedal, junto a la propuesta como nueva vicesecretaria general de del partido en Madrid, Gádor Ongil. EFE

Esperanza Aguirre ha sido reelegida esta noche presidenta del PP madrileño. Era la única candidata y no cabía duda ninguna de que se iba a suceder a sí misma. Así las cosas, la única incógnita era saber por cuántos votos y cuál podría ser el nivel de protesta en forma de abstenciones por parte del sector gallardonista. Pero el bautizado como congreso de la reconciliación se cierra con un respaldo total a Aguirre: ha logrado el 96,34% de los votos, frente al 91,36% que cosechó hace cuatro años.

Poco antes de las siete de la tarde, la mesa ha dado por cerrada la presentación de candidaturas a la presidencia con una propuesta única. Tal y como estaba previsto, Aguirre ha sido proclamada esta tarde candidata a liderar la formación los próximos cuatro años. La suya es una candidatura única ya que ninguna otra tenía avales suficientes para presentarse. Aguirre ha recibido este anuncio de pie y en mitad de los aplausos que le han dedicado los 2.500 compromisarios -1.350 hombres y 1.150 mujeres- que asisten al cónclave de los populares madrileños. A continuación, se ha proyectado un vídeo propagandístico con los logros del Gobierno de la Comunidad de Madrid en los últimos años y la valoración de Aguirre de su propia gestión. La presidenta del PP de Madrid y del Gobierno regional ha recibido la ovación de los asistentes al ritmo de la canción Mamma Mía de ABBA, ante la presencia de su marido, hijos, hermanas y otros familiares.

En un discurso a los suyos, que la aplaudían a rabiar, Aguirre ha pedido que le renueven su confianza para que Madrid siga avanzando, pues "el declive del PSOE no ha hecho mas que empezar" y "nuestra escalada continúa y tenemos que seguir ascendiendo". A estas horas, se celebra la votación en el XIV Congreso del PP de Madrid con el interés de cuál será el nivel de protesta en votos negativo o abstenciones. En el mitin, antelasa del que se espera al filo de la medianoche como flamante reelegida, Aguirre ha dicho que se propone liderar de nuevo el PP madrileño los próximos tres años para que Madrid siga a la cabeza de España, para situarla entre las regiones punteras de europa, para demostrar que "el tiempo del relativismo moral se ha terminado" y para defender los dos valores fundamentales de su partido: "La libertad y España".

Los elogios de la lugarteniente de Rajoy

Horas antes, en la intervención estrella del congreso que se cierra mañana, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, ha elogiado la presencia y el peso de los políticos madrileños dentro de la organización en un discurso con el que se cierran las heridas entre Esperanza Aguirre y Génova. "Soy consciente de que estoy en el partido que es el corazón del PP de toda España", ha dicho la número dos de Mariano Rajoy. "El PP está muy orgulloso del PP de Madrid", ha remachado. Cospedal ha puesto cono ejemplo de gestión "el modelo" del Gobierno de Madrid, que a su juicio es "justo lo contrario" de lo que ofrece el Gobierno socialista. Según Cospedal, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero debería aprender de Madrid, que "una de las redes de servicios sociales más extensas".

Esta supuesta red hace que la Comunidad de Madrid esté "a la cabeza en atención a la dependencia", "lidere los índices de teleasistencia y centros de día" y se sitúe "por encima de la media en ayudas a domicilio". Madrid está, ha llegado a decir "a la vanguardia de la preocupación por los más desfavorecidos" y "su esfuerzo por lo social no tiene precedentes" como demuestran -ha dicho- los ocho nuevos hospitales y los 56 nuevos centros de salud inaugurados recientemente. Por todo ello, Aguirre -a quien ha definido como "una excelente maestra, una enorme presidenta regional y una magnifica amiga"- va a recibir "el respaldo mayoritario" de los compromisarios en este Congreso.

El encargado de dar el pistoletazo de salida al congreso ha sido el secretario general de los populares madrileños, Francisco Granados. "No vamos a rehuir el debate con la excusa de que no nos interesa", ha declarado. En la presentación del informe de gestión, aprobado por unanimidad, el número dos de Aguirre en el partido ha abierto las puertas del partido al debate sobre "aborto, eutanasia, crucifijos y entierros de Estado o sobre desenterrar a los muertos de la Guerra Civil". A lo largo del balance de gestión, Granados ha agradecido a todos los compañeros del partido el trabajo que han realizado él último cuatrienio y especialmente a la presidenta por haberle enseñado "los secretos del éxito personal: mucho trabajo y fidelidad a los principios". "Comienza -ha continuado el secretario general madrileño- un congreso de confianza, ilusión, optimismo, del Madrid positivo y de hacer propuestas frente a la resignación del PSOE".

Al margen de los discursos, esta mañana se han constituido las cuatro ponencias -Democracia y Participación, Sociedad y Libertad, Servicios públicos de calidad para todos y Economía: Ideas para la acción, y se han iniciado las reuniones de las comisiones de trabajo para estudiar las 720 enmiendas presentadas. Por la parte, se han expuesto las comunicaciones a cargo de Manuel Cobo, Jon Juaristi, Juan Soler, Alvaro Ballarín y Esteban Parro.

Al congreso, en transporte público

Con el fin de diferenciar lo que es un acto de partido de un acto oficial, Aguirre ha dado instrucciones a los miembros del partido que ostentan cargos públicos para que no acudan en coche oficial al congreso y que lo hagan en sus coches particulares o en transporte público. La propia Aguirre ha acudido en el coche particular del director de su gabinete, un Peugeot rojo.

Más información