Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corbacho rectifica su postura sobre los contratos en origen

"Nunca he dicho que haya suprimir las contrataciones en origen porque soy su defensor", ha afirmado el ministro de Trabajo.- En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega había corregido a Corbacho

La polémica sobre el anuncio del Ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, de que se suprimirían las contrataciones en origen de inmigrantes continúa con sus distintas declaraciones, reacciones y matices. Este viernes por la mañana ha sido la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien le ha corregido. Por la tarde, en una entrevista en una entrevista a la Cadena Ser, el propio ministro de Trabajo ha matizado sus palabras y ha dicho que "uno no es perfecto al explicar las cosas. Nunca he dicho que haya suprimir las contrataciones en origen porque soy un defensor de ellas". Al tiempo, el ministro contextualizaba y aseguraba, recordando que "hay dos millones y medio de parados en España", que "esto nos tiene que llevar a una reflexión: veamos qué cualificación tienen las personas que están en paro y encontremos alternativas (...) parece razonable que aquellos puestos que podamos cubrir con personas que están aquí".

Ante las acusaciones de los sindicatos o de Izquierda Unida de que el ministro estaba relacionando inmigración con crisis económica, Corbacho se ha defendido y ha aclarado: "La crisis no es el resultado de la inmigración, que ha contribuido de manera decisiva al desarrollo. Los inmigrantes padecen los efectos de la crisis, no son culpables de ella. Quiero que el inmigrante que ha venido aquí y se ha quedado en paro encuentre trabajo".

"Mi política de inmigración es la que me han dado la oportunidad de explicar esta tarde aquí", ha concluido Corbacho, que ha insistido una y otra vez en matizar todas sus declaraciones y en aclarar que o bien no se había explicado o bien no se le había entendido.

Desautorizado

Horas antes de esta entrevista De la Vega, ha dejado la puerta de la contratación en origen que entrecerró Corbacho mucho más abierta de lo que parecía. En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, De la Vega ha afirmado que el Ejecutivo sigue apostando por la llegada de "inmigración ordenada en función del mercado laboral" y ha concretado que esta contratación exterior se hará "según necesidades" como se ha venido haciendo durante los pasados cuatro años de Gobierno socialista.

De la Vega ha insistido en que el objetivo del Gobierno en materia de política económica sigue siendo el mismo: "inmigración legal y ordenada". Pero ha matizado que esa política está siempre "relacionada con el mercado laboral" y lo acordado por otros agentes como sindicatos, ayuntamientos y Comunidades Autónomas. La número dos del Ejecutivo socialista ha explicado que la política de inmigración pasa también por los acuerdos de colaboración entre España y los países emisores de inmigración ilegal, y entre estos acuerdos está la contratación en origen.

Postura común del Gobierno

Ante la insistencia de los periodistas presentes en la sala de prensa, De la Vega ha querido zanjar el asunto al afirmar que su postura es la del "ministro y la de todo el Gobierno". A pesar de las palabras de De la Vega, ayer, el anuncio de Corbacho fue apoyado por el aparato socialista. Entre ellos, el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, quien declaró: "Lo prioritario es atender a los ciudadanos españoles que necesitan trabajar. Si hay un puesto de trabajo que puede ser cubierto, en función de la cualificación requerida, por un desempleado español, éste tiene que tener prioridad".