Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El comandante no quería despegar"

El hijo de una de las víctimas del accidente afirma que su padre le envió un SMS con esta información

"Cariño, te quiero, pero el avión está averiado. He pedido que me cambien de vuelo pero estamos esperando", era el relato de Donovan Rubén Santana, hijo de una de las víctimas del accidente que ayer causó la muerte a 153 personas. En declaraciones a la Cadena SER, Donovan ha contado que su madre pidió a su padre que abandonara el avión. Éste lo intentó y pidió que le dejaran bajarse pero no se lo permitieron, ya que estaban cerrando las puertas y en unos minutos el aparato se disponía al despegue. "Decía que fallaba un motor izquierdo, que es lo que decía el piloto, y que el piloto no quería despegar".

La familia de Donovan Rubén Santana procede de Canarias, pero llevan unos ocho años viviendo en Madrid. Rubén afirma que el cuerpo de su padre, que viajaba a visitar a su familia canaria, ya ha sido identificado y que en estos momentos "no sabría expresar qué es lo que siento".

Su padre envió un total de dos mensajes al móvil de su esposa. "A los minutos de haber enviado el último mensaje a mi madre, pasó lo que pasó". "Todavía no me lo creo", afirma este joven.

El padre de Donovan tenía 45 años y la familia ha recibido este jueves mismo la noticia que confirmaba que entre los fallecidos estaba él. "Su cuerpo no ha resultado desfigurado", asegura este joven, quien dice que ayer en el Ifema les tomaron muestras de ADN para facilitar las identificaciones.