Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Identificados 49 cadáveres del accidente de Barajas

Será posible identificar otros 14 mediante huellas dactilares. -Los bomberos localizan a los dos pasajeros desaparecidos. -El reconocimiento de todas las víctimas se prolongará al menos hasta el sábado

Los forenses han identificado a 49 víctimas mortales del accidente aéreo ocurrido el miércoles en el aeropuerto de Barajas, según fuentes gubernamentales. De las 104 personas que faltan por identificar, 80 tendrán que ser identificadas mediante pruebas de ADN, mientras que los forenses tratarán de reconocer a 24 a través de las huellas dactilares, aunque si no se logra se harán pruebas de ADN.

Sin embargo, la identificación de todos los cuerpos llevará al menos dos o tres días más, hasta concluir las pruebas de ADN, según ha confirmado la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. "La circunstancia en la que están hace muy difícil la identificación", ha explicado.

El juez de Instrucción Número 11 de Madrid, Javier Pérez, ha entregado 15 de los cuerpos a las familias, aunque en las próximas horas se espera completar la entrega de todos los cuerpos identificados. El magistrado permaneció durante la noche del miércoles en el aeropuerto de Barajas procediendo al levantamiento de los cadáveres de las víctimas y se trasladó después al pabellón 6 de Ifema, donde comenzaron las labores de reconocimiento a cargo de un equipo de 40 forenses. Los cuerpos cuya identificación sea más complicada serán trasladados al cementerio de la Almudena debido a la falta de condiciones del recinto ferial para conservar adecuadamente los restos de las víctimas.

Localizados las dos últimas víctimas

Los Bomberos localizaron a mediodía de ayer los dos últimos cuerpos de las víctimas del accidente aéreo registrado en Barajas, que no habían podido ser recuperados del lugar del siniestro, según ha explicado el jefe del Servicio de Extinción de Incendios del aeropuerto de Barajas, Benjamín Olivares. Se trata de un adulto y de un bebé, de los que no se han facilitado más datos.

Varias dotaciones de Bomberos de AENA, de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital habían reanudado a primera hora de la mañana el rastreo en la zona en la que cayó la aeronave siniestrada en busca de restos de las dos personas desaparecidas, que finalmente han sido encontradas, con lo que se han dado por concluidas las tareas de búsqueda. Los trabajadores que han estado en la zona del accidente apenas quieren recordar lo vivido, la "hilera" de cuerpos carbonizados, y el "amasijo de hierros".

Tensa espera en Ifema

La tensa espera y las escenas de dolor han vuelto a producirse en el pabellón de 6 de Ifema. Cuatro años después del 11-M, las instalaciones del recinto ferial de Madrid acogen a los familiares de las víctimas del accidente.

En las oficinas del pabellón 7, los familiares han tenido que afrontar la dura realidad. Primero, describir a uno de los 80 miembros de los equipos de asistencia psicológica y social los rasgos físicos de la víctima: color del pelo, estatura, señales características y ropas. La identificación ha seguido con la búsqueda que se asemejen a la descripción. Luego, han podido ver tan sólo aquellos que corresponden a estas características.

Los familiares han recibido la visita de los Reyes en Ifema, quienes han llegado a las doce y media a la T-4 de Barajas para reunirse con los responsables del aeropuerto y conocer los detalles del siniestro. Los Príncipes de Asturias acudirán esta tarde al recinto ferial convertido desde ayer en centro forense. Junto a don Juan Carlos y doña Sofía han asistido a la reunión en Barajas la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, el director en funciones de AENA, Javier Marín, y el del aeropuerto, Miguel Angel Oleaga.

"Nos han atendido muy bien"

Una de las afectadas, que perdió a su hijo, su nuera y a sus dos nietos, no se explicaba lo ocurrido. "Si sabían que el avión estaba roto, ¿por qué lo utilizan?", repetía. Elisa Jiménez, de Almagro, ha perdido a su sobrino José Alcaraz, de 45 años, y a las dos hijas de éste, de 18 y 20 años, cuando todos ellos iban de vacaciones. "Me enteré por la televisión, nos trasladamos a Madrid, y sobre las ocho nos dijeron que se habían matado los cuatro", comentaba desolada. "Tanto en el Ifema como en el hotel nos han atendido muy bien, pero cuando llamamos desde Almagro aquí, no nos cogían el teléfono. Le han hecho las pruebas al padre y aún no hemos obtenido los resultados", explicaba.

Por su parte, Francisco Javier Hernández, hermano de Marcos, otro fallecido, sólo podía decir que toda su familia está "destrozada". "Mi hermano cumplía hoy 23 años. Nos enteramos por la televisión pero cuando llegamos aquí nos enteramos que estaba entre los fallecidos. Aún no hemos podido identificar el cuerpo, y toda la familia está muy mal".