Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La (cada vez menos) misteriosa relación de Lindsay Lohan

Entre rumores de una posible boda, la DJ Samantha Ronson se ha declarado sorprendida con el interés público que despierta su amorosa cercanía con la actriz de 22 años

Según Samantha Ronson, ella no lee las revistas del corazón. Por lo tanto, desde que Lindsay Lohan y ella volvieron de sus vacaciones en Miami Beach hace sólo unos días, el interés del público por la relación que ambas llevan la ha sorprendido. "Incluso un guardia de seguridad de un aeropuerto de Canadá me preguntó si era cierto", ha revelado la DJ de 31 años en la edición de septiembre de Harper's Bazaar. "Es como 'que sí, que te lo estoy diciendo'".

Sin embargo, la pareja sigue evitando mencionar una descripción más específica de la relación. "Lindsay es genial. Además, sólo tiene 22 años y eso es algo de lo que la gente a menudo se olvida. Gracias a Internet, un día somos enemigas y al segundo siguiente, mejores amigas. Luego somos amantes y un minuto después hemos cortado", ha declarado Ronson, para seguir con el misterio que, al parecer, las divierte.

Lidsay Lohan, mientras tanto, se ha limitado a decir: "El tipo de relación que tenga yo con Samantha es un asunto privado". Aunque, a juzgar por la airada reacción de la joven cantante y actriz ante el policía de Los Ángeles que hace unos días hizo ademán de sacar del armario su amistad diciendo que Lohan se había vuelto gay, parece ser que le importa más de lo que intenta demostrar.

A pesar de que ninguna de las dos ha confirmado ni desmentido nada, varios medios de comunicación han publicado los rumores acerca de la próxima boda de Lindsay y Samantha, para la que, aseguran, incluso están preparados los atuendos que llevarán las novias: Lohan, un pequeño vestido de Gucci y Ronson un traje de chaqueta y un sombrero.

El padre de la actriz declaró hace unos días que, a pesar de que su hija no le ha comentado nada acerca de una posible boda con su amiga, de ser así, no sería él quien la llevara al altar, ya que no comparte la idea de los matrimonios homosexuales. El señor Lohan se declara católico y, hasta ahora, su hija lo es también. Aunque, según los últimos trascendidos, Lindsay estaría pensando en convertirse en judía por amor a su... ¿novia?