Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC pide una reforma federal de la Constitución para dar voz propia a Cataluña en Europa

Los socialistas catalanes proclaman que Cataluña es 'una nación con territorio, lengua y cultura propios'

El Partido Socialista de Cataluña (PSC) ha aprobado en su congreso la reclamación de una reforma federal de la Constitución Española que dé voz propia a Cataluña ante las instituciones y los organismos europeos, pero con la representación del Gobierno español, y que refuerce la "colaboración bilateral" a través de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat que marca el nuevo Estatut. El Congreso del PSC ha elegido también al histórico Isidre Molas, un veterano militante, como nuevo presidente del partido relevando así a Pasqual Maragall, que dejó el cargo y el partido hace dos años cuando quedó descabalgado como cartel electoral del PSC en las autonómicas.

La petición de reforma constitucional es una de las principales aportaciones de la resolución acordada en la comisión primera del XI congreso del PSC, después de que ayer el presidente de la Generalitat catalana, José Montilla, se comprometiese a que el partido fuese máximo representante de Cataluña con "voz propia y autónoma".

Una de las enmiendas recogidas en la resolución primera, defendida por la consejera de Salud, Marina Geli, alineada con el ala más catalanista del PSC; apuesta por una serie de "pasos" que "requieren de una reforma constitucional que incorpore en la Carta Magna los últimos avances del Estado de las Autonomías en un sentido federal".

El PSC entiende que la "proyección de un sistema federal" se deberá abordar en el terreno institucional y, en este sentido, cita en su resolución la Conferencia de Presidentes autonómicos, la "regulación de las conferencias sectoriales" y la participación de las CCAA en las instituciones de la Unión Europea, pero siempre a través de la representación del Gobierno español.

Los socialistas catalanes pretenden "reforzar" la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, además del Consejo de Regiones, como segunda cámara de representación de los parlamentos regionales.

"Una nación con un territorio y una historia propias"

Asimismo, el PSC define Cataluña en su declaración de principios como "una nación con un territorio, una lengua, una cultura y una historia propias que configuran una comunidad nacional", que la integran "todos los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña con independencia de su origen y de su lengua materna". En la declaración, los socialistas catalanes recuerdan que son "catalanistas" porque quieren "la libertad y el autogobierno de Cataluña".

"Afirmamos nuestra realidad nacional", lo que significa un "compromiso cuotidiano con la lengua y la cultura catalanas", que es "plenamente compatible con el respeto a la lengua castellana que forma parte" del patrimonio cultural de Cataluña. En la declaración, reiteran que "la lucha por el socialismo y para la libertad nacional de Cataluña son objetivos inseparables" de su proyecto político, desde una vocación "internacionalista y solidaria con todos los pueblos del mundo".