Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a un año y tres meses de cárcel por grabar a su suegra en el retrete

La sentencia señala que el procesado, Enrique C.V., quiso violar la intimidad de la mujer

Un hombre ha sido condenado a un año y tres meses de prisión y a pagar una multa de 2.700 euros por grabar con una cámara oculta a su suegra en el lavabo mientras la mujer hacía sus necesidades fisiológicas. En la sentencia, hecha pública hoy, la juez sostiene que el procesado, Enrique C.V., quiso engañar y violar la intimidad de su suegra cuando colocó la cámara escondida en el lavabo para grabarla sin su consentimiento.

El acusado reconoció durante la vista que instaló la cámara en el cuarto de baño de su domicilio, en Corbera de Llobregat (Barcelona), pero sólo para hacer pruebas, sin intención de grabar a su suegra orinando o evacuando. Sin embargo, la ubicación de la cámara, encima del lavabo y enfocando al inodoro, entiende la juez que el acusado sí quiso violar la intimidad de la mujer.

No obstante, la juez del juzgado de lo Penal número 11 de Barcelona tiene en cuenta que el acusado, pese a saber lo que hacía cuando instaló la cámara, tiene las facultadas cognitivas y volitivas limitadas, según los informes forenses. Por ello, le ha aplicado un atenuante de alteración psíquica que rebaja hasta poco más de un año la pena de tres años de cárcel que habían solicitado la Fiscalía y la acusación particular.