Policía y Medio Ambiente patrullan Madrid para luchar contra el ruido

La oposición tilda de "acto de propaganda" la presentación de estas patrullas mixtas.- Ecologistas en Acción considera la medida "un parche"

El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha patrullas conjuntas contra el ruido de técnicos de la Concejalía de Medio Ambiente y de la Policía Municipal para "garantizar el descanso nocturno" de los vecinos. Los delegados de Medio Ambiente y Seguridad, Ana Botella, y Pedro Calvo, respectivamente, han presentado hoy las patrullas, que comenzaron a funcionar el 19 de abril, y han inspeccionado ya 31 establecimientos del centro. La oposición ha tildado de "acto de propaganda" la presentación de estas patrullas mixtas, mientras que Ecologistas en Acción considera la medida "un parche".

Entre las medidas que están desarrollando los equipos mixtos de Policía Municipal y Medio Ambiente se encuentran las mediciones del ruido que producen las actividades recreativas en zonas de ocio nocturno especialmente molestas, como la de Aurrerá, en el distrito de Chamberí. Concretamente, en esta zona ya se han colocado micrófonos en el exterior de las viviendas para medir el nivel de contaminación acústica que sufren los residentes. La medida se extenderá a más sectores de Madrid, han asegurado los delegados.

Botella ha explicado que habrá "tolerancia cero" con los establecimientos sin licencia o que incumplen las condiciones de autorización. El Gobierno municipal ha intensificado en estos espacios, en colaboración con las Juntas Municipales de distrito, el control de las condiciones en las que los locales de ocio realizan su actividad. Los inspectores comprueban si cumplen la normativa de espectáculos públicos, las condiciones de la evaluación ambiental de la actividad y si observan las medidas correctoras que en su caso se hubieran exigido. También constatan si los locales se ajustan a la licencia urbanística de la actividad. En el caso de la zona de Aurrerá, en los últimos seis meses se han cerrado 12 establecimientos por incumplimiento de las condiciones de la autorización.

"Una atención inmediata y eficaz"

Las patrullas mixtas pretenden garantizar también que, desde las 23.00 hasta las 5.00 -los jueves, viernes y sábados- una total protección de aquellos vecinos que sufran ruidos nocturnos producidos por las actividades de ocio. La filosofía de estos equipos conjuntos es ofrecer a los madrileños "una atención inmediata y eficaz", ha dicho la delegada de Medio Ambiente. De este modo si un ciudadano llama a la Policía Municipal porque tiene un problema de ruido por ocio nocturno, una patrulla compuesta por un policía y un técnico acústico acudirá al lugar para realizar las mediciones necesarias, levanta acta de inspección e inicia el lunes el expediente administrativo, del que podrían derivarse las sanciones o la imposición de medidas correctoras.

Esta patrulla mixta de policía y técnico acústico está capacitada para realizar aquellas mediciones que, por su complejidad técnica y acústica, la Policía no podría ejecutar por sí sola, como comprobaciones de los ruidos procedentes de actividades recreativas de cierto volumen, por aforo o por dimensión. En el caso de que la inspección diera lugar a la apertura de un expediente sancionador, Medio Ambiente adoptará de inmediato y con carácter prioritario las medidas cautelares necesarias para el cese de la molestia. Es el caso de las actuaciones musicales sin autorización en la vía pública que, por su nivel sonoro, el Ayuntamiento aplicará la Ordenanza del Ruido y retendrá los instrumentos hasta que finalice el expediente sancionador.

La oposición ha recordado que Madrid es la capital europea más ruidosa y ha calificado de "acto de propaganda" la presentación de estas patrullas mixtas. Según sus datos, el ruido ha subido un 5% en Madrid desde el año 2003. El concejal de Movilidad de IU, Ángel Lara, ha subrayado que los locales actúan con "total impunidad" y que algunos del centro acumulan "más de 50 denuncias" y siguen abiertos. Por su parte, Pedro Satín, del PSOE, ha pedido "menos propaganda" y que se cumpla la ordenanza municipal contra el ruido, al tiempo que se ha preguntado de dónde se van a "detraer" los agentes que a partir de ahora formarán parte de estas patrullas antirruido. Ecologistas en Acción considera la medida "un parche", con la que, opinan, no se va a lograr nada ya que "la concepción de la ciudad, basada en el tráfico", no cambia.

La delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, durante la presentación de las medidas.
La delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, durante la presentación de las medidas.AYUNTAMIENTO DE MADRID

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS